Acrópolis de Atenas

 

En una decisión muy bien recibida por una gran número de atenienses, el Consejo Central de Arqueología, KAS por sus siglas en griego, máximo órgano consultor en materia de preservación arqueológica, ordenó la demolición de los dos pisos superiores de un hotel de lujo porque obstruye la vista de la Acrópolis.

El hotel en cuestión, propiedad de una empresa de colchones, Coco-mat, estrenó su “impresionante terraza” hace menos de un año. Se trata de una renovación que obstaculiza a los vecinos del distrito sur de Makriyianni la vista de la Acrópolis, importante monumento de Atenas y símbolo de la democracia occidental como concluyó el KAS. Por esta razón, los vecinos se organizaron y presentaron la controversia ante el KAS, una acción que muchos opinan debió haber sido hecha por el gobierno.

Después de un debate de seis horas mediante teleconferencia, los miembros del KAS concluyeron que el edificio de 31.5 metros de altura, el más grande de la zona, incluso más que el Museo de la Acrópolis, debe ser demolido en sus pisos superiores para que no mida más de 24 metros de altura.

La decisión ha sido bienvenida por varias autoridades griegas que, desde sus diferentes opiniones, coinciden en que la Acrópolis no es un monumento, sino un símbolo. “Cuando se daña la Acrópolis, en esencia nuestra civilización también es dañada” palabras de Lina Mendoni, ministra de Cultura. Además, se aduce que Atenas se destaca de otras ciudades por que la Acrópolis puede ser vista por todos. “En Londres está el Big Ben, pero solo lo puedes ver de ciertas áreas más ricas. Lo mismo es respecto de la Torre Eiffel en París. Pero la Acrópolis tiene un carácter unificador. Lo puedes ver de toda Atenas, ya sea que vivas en un vecindario pobre o en un vecindario rico”, declaró el alcalde de Atenas, Kostas Bakoyannis.

La decisión del KAS coincide con una del Consejo de Estado, máxima instancia judicial de Grecia, que la semana pasada estableció que en el futuro las construcciones en Atenas no podrán medir más de 21 metros de altura. Esta decisión se presentó en el caso de la revocación de un permiso de construcción a un hotel todavía más alto también en Makriyianni.

“Ambas decisiones son una gran victoria, testimonio de la fuerza de la sociedad civil y de lo que las personas pueden hacer cuando están unidas”, dijo Andreas Papapetropoulos, abogado de los activistas que se opusieron a la construcción del nuevo hotel.

Se desconoce si el hotel al que se le obliga a demoler su terraza presentará una apelación. Al parecer, la construcción, si bien obstruye la vista, cumple con la normativa vigente de construcción que en 2012 fue modificada para aumentar la altura de los edificios en Atenas a 32 metros siempre que cumplieran con ciertos estándares de construcción ecológicos. Esta medida fue tomada en un intento de impulsar la inversión lo que con el tiempo ha demostrado haber sido un error.

A partir de estas dos decisiones, el martes de la semana pasada el ministro del Medio Ambiente, Kostis Hatzidakis, presentó al Consejo Central de Asuntos Urbanos y Disputas, KESYPOTHA, una recomendación para que se limite la altura de las nuevas edificaciones a 21 metros, asegurando así que las vistas a la Acrópolis no quedan obstruidas. En esta recomendación señala que la altura de los edificios a lo largo del Avenida Syngrou, una de las principales de Atenas, debe ser reducida a 27 metros.

Esta decisión semeja a la tomada por el Consejo de Estado de Turquía en 2014 en la que se ordenó la demolición de edificios de lujo por interferir con la vista de Estambul y de tres de sus monumentos más importantes: La Mezquita Azul, el Palacio Topkapi y Santa Sofía.

Más información theguardian.com / ekhatimerini.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net