Floreros Aalto

 

En marzo, la Junta de Disputas del Consumo de Finlandia falló a favor de un sitio web que por un error colocó mal los precios de un producto, dejando claro que en ese país cuando hay un error en los precios no siempre lleva las de ganar el consumidor.

La queja fue presentada por una mujer que buscando descuentos en tiendas en línea encontró que el sitio web littala.com había establecido el precio de un florero Aalto, del arquitecto y diseñador finlandés Alvar Aalto, en 10 euros, mientras que los vasos Kartio, diseñados por Kaj Franck en 1958, tenían un precio de 51 centavos de euro. El precio ordinario del florero es de 140 euros y siete euros por cada vaso.

Notando estos precios, la compradora presentó seis pedidos de 14 floreros Aalto y 22 vasos Kartio, pero pocos días después littala.com canceló el pedido citando un error en los precios. Decepcionada, la compradora decidió presentar el caso ante la Junta de Disputas.

En marzo, la Junta falló a favor del sitio web, concluyendo que como los precios indicaban una gran variación de lo usual, la mujer debió haber entendido que se trataba de un error y no de una promoción de descuentos. Además, señalaron que la cantidad de productos ordenada sugería que la compradora había captado que se trataba de un error. En ese caso no se recomendó ningún reembolso a la compradora.

Esta decisión sugiere que tratándose de productos de diseño, los compradores deben tener cierto tipo de entendimiento respecto de los precios de estos productos y que los descuentos del 90 por ciento no son usuales.

Contrasta, sin embargo, con decisiones que se han emitido respecto de otro tipo de bienes. Un ejemplo de esto es la decisión que la Junta tomó en un caso en la Navidad de 2018 cuando un juego de Lego de 220 piezas y con el tema de Star Wars fue valuado en 30 euros en un sitio web.

Un consumidor que colocó una orden luego fue notificado de la cancelación de la venta por un error del sistema y por un descuento desproporcionado.

En este caso el organismo que resuelve las disputas en materia de consumo concluyó que el vendedor estaba obligado a vender el producto al precio publicado porque el descuento no era inusualmente grande y que el sitio tenía productos similares a la venta por precios comparables.

Un caso semejante fue respecto de una bicicleta de montaña usada de un modelo de prueba de la marca Kona que vale más de 4,000 euros. En este caso la tienda publicó el precio de 475 euros, con la leyenda de que las bicicletas usadas para pruebas “están ahora a la venta por un buen precio”.

Cuando la tienda en línea se percató de su error, avisó al comprador que el precio real era de 2,799 euros y le dijo que dejaba los 475 euros pagados como una reservación. Lógicamente el comprador se quejó ante la Junta la que falló a su favor diciendo que como el artículo había sido usado, juzgar si el precio era correcto o no era problemático para los consumidores. Así, se obligó al vendedor a entregar la bicicleta al comprador por el precio señalado.

La regla general que aplica que es los contratos de venta son vinculantes y los vendedores deben entregar los productos una vez que se ha pagado el precio, aunque no pueden ser obligados a cerrar un trato sobre las bases de un precio publicado.

La Junta, sin embargo, ha advertido a los consumidores a estar atentos en las tiendas en línea en donde los errores en los precios son más usuales. Así, el presidente de la Junta, Pauli Ståhlberg, dijo que los consumidores pueden creer que los grandes descuentos son reales tratándose de vuelos o electrodomésticos. “Por el otro lado, cuando se trata de productos que usualmente no están en descuento ni son ofrecidos como una campaña de descuentos, un precio muy bajo debe ser causa de suspicacia”.

Durante la crisis por coronavirus y el confinamiento, las ventas en línea se han incrementado lo que necesariamente implica también un mayor número de quejas de los consumidores por productos en mal estado o no recibidos, garantías no cumplidas, precios equivocados, etc.

Más información yle.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de media.fds.fi