Imprimir
Iglesia cristiana

 

Un tribunal federal de los Estados Unidos falló esta semana a favor de las autoridades del estado de California en su decisión de no permitir las reuniones en las iglesias durante la crisis por la epidemia de coronavirus para evitar el contagio de la enfermedad.

La prohibición de las asambleas religiosas fue recurrida por el pastor Jonathan Duncan de una pequeña iglesia en la localidad de Lodi, Cross Culture Christian Center, quien desde el principio incumplió la orden decretada por el gobernador Gavin Newsom por razones de salud pública.

Así, a finales de marzo, la policía de Lodi irrumpió en una celebración religiosa en el templo del pastor Duncan en la que estaban reunidas unas treinta personas. Le comunicó al pastor y a los feligreses que estaban incumpliendo la normativa estatal a lo que el pastor respondió que estaban cumpliendo con las directrices federales de sana distancia y que la prohibición era violatoria de la Primera Enmienda y de sus derecho de reunión y de libertad religiosa.

“Los derechos constitucionales no se pueden suspender por un virus”, respondió el abogado de la iglesia, Dean Broyles, en una carta enviada al gobierno del estado sobre la prohibición.

La policía de Lodi selló el templo señalando que se trataba de una actividad no esencial. El pastor Duncan, que planeaba celebrar el domingo de ramos el 5 de abril no pudo hacerlo porque el propietario del inmueble cambió los cerrojos de las puertas y la policía advirtió de citar a cualquiera que incumpliera la orden e ingresara a la iglesia.

Esta situación llevó al pastor a presentar una demanda en contra del gobernador de California, de la policía de Lodi y de las autoridades de salud del condado, argumentando que la orden era un abuso de poder que criminalizaba el culto público mientras permitía que las personas frecuentaran tiendas departamentales, licorerías, dispensarios de marihuana y otros negocios calificados como esenciales.

En su decisión, el juez federal en Sacramento, John Méndez, concluyó que el argumento presentado no había entendido el objetivo de la orden ejecutiva porque los compradores iban a las tiendas calificadas de esenciales a comprar cosas específicas y no a socializar uno con otros. Dijo que una comparación más relevante es con restaurantes, conciertos, eventos deportivos o películas, todos lugares seculares en donde las personas se reúnen, y que son actividades que también fueron prohibidas.

El juez Méndez expuso que las medidas de confinamiento en casa son un ejercicio válido de poderes de emergencia del gobernador que no infringen los derechos constitucionales de la iglesia. En este sentido, el juez destacó que hace 100 años la Suprema Corte sostuvo el derecho del gobierno de ejercer poderes de policía para promover la seguridad pública durante una crisis de salud pública.

“Durante las crisis de salud, nuevas consideraciones se tienen que soportar y los funcionarios del gobierno deben preguntar si incluso los derechos fundamentales deben dar paso a una necesidad más profunda de controlar la propagación de enfermedades infecciosas y proteger las vidas de los más vulnerables de la sociedad” señaló el juez.

La decisión, por supuesto, no ha sido del agrado del pastor quien dijo que continuará con su lucha. “Es momento de que pastores y líderes religiosos en todo el estado se levanten y empiecen a presionar en contra de estas órdenes draconianas de quedarse en casa que completamente fallan en tomar en cuenta la verdadera esencia de la religión en nuestra sociedad”, declaró el pastor.

En Estados Unidos la prohibición de las asambleas religiosas ha sido un tema muy recurrido. Incluso, legisladores de Kansas votaron en contra de la decisión de la gobernadora de prohibir las reuniones de más de 10 personas diciendo que se limitaba la libertad de credo aun cuando la razón era la salud pública. Pese a la oposición de los legisladores, templos e iglesias permanecieron cerrados porque la decisión es facultad del ejecutivo.

Más información latimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net