Mazo judicial y birrete

 

Un panel de jueces del Tribunal Laboral Regional de Nazaret, Israel, anuló la decisión de la Comisión del Servicio Civil del país y ha permitido al médico Avraham Barkai, sentenciado en 2011 por posesión de pornografía infantil, supervisar los servicios médicos prestados en las escuelas.

Avraham Barkai es un médico pediatra que en 2011 fue sentenciado por formar parte de un grupo internacional de distribución de pornografía infantil, al haberse encontrado en posesión de más de 190,000 imágenes de pornografía infantil. Fue sentenciado a 18 meses de prisión, pero en apelación la sentencia fue reducida a seis meses de servicio comunitario y al pago de una multa de 20,000 shekels, equivalentes a unos 5,690 dólares.

Pese a la presentación de cargos, durante el año previo a su condena, el comité disciplinario del Ministerio de Salud le permitió seguir ejerciendo en una clínica de Haifa con la condición de que un progenitor o personal de enfermería estuvieran presentes en todo momento durante la consulta.

Una vez que fue condenado, el comité disciplinario concluyó que como no había sido encontrado culpable de actividad física hacia los niños no representaba un peligro real y por ello solo suspendieron durante dos años su licencia para ejercer la medicina.

De esta forma, desde 2013 el doctor Barkai ha estado buscando trabajo en el servicio público como médico. En 2017 consiguió una plaza en una clínico materno infantil, pero la Comisión del Servicio Civil negó su aprobación.

La Comisión del Servicio Civil es el organismo encargado en Israel de administrar el empleo de los servidores públicos con la facultad de aprobar y asignar puestos en el Servicio Civil.

Frente a esta oposición, el vicepresidente de Recursos Administrativos y Humanos del Ministerio de Salud firmó una carta dando su apoyo al médico Barkai. Esta carta fue remitida al Tribunal de Magistrados en Petah Tivka la que en 2018 concluyó que en este caso se debía hacer una excepción a la prohibición de emplear a personas condenadas por delitos sexuales porque el médico no presentaba un riesgo al público, aunque prestara servicios como pediatra.

A finales de 2018 un consejo médico aprobó por unanimidad conceder al doctor Barkai un puesto como supervisor médico del Ministerio de Salud en el departamento de servicios estudiantiles de salud. La Comisión del Servicio Civil, sin embargo, se opuso nuevamente y en 2019 funcionarios de este organismo declararon en una audiencia que “mientras el trabajo no necesita el cuidado clínico de niños, su objetivo es supervisar los servicios a estudiantes y algunas de sus funciones se efectúan en las escuelas y durante el horario escolar … Tomando en consideración la naturaleza de los delitos por los que el doctor Barkai fue condenado, [el otorgamiento de este nombramiento] puede dañar severamente la imagen de la Comisión del Servicio Civil y la confianza pública en sus instituciones.”

Avraham Barkai apeló la decisión ante el Tribunal Laboral Regional de Nazaret el que la semana pasada falló a su favor. En la decisión del panel de jueces, encabezados por el juez Orit Jacobs, se estableció que ha pasado mucho tiempo desde la comisión de los delitos, que según la sentencia ocurrieron en un plazo de 15 años, y que no debió haber sido considerado el argumento de la Comisión del Servicio Civil de negar la autorización al médico basado en el daño a su imagen.

En la decisión, el Tribunal declaró que el médico ha mostrado “arrepentimiento por sus acciones y entendimiento de su impureza” y ordenó a la Comisión del Servicio Civil a compensar al médico con 11,000 shekels (US$3,125) para cubrir sus gastos legales.

La decisión no ha sido del agrado de las autoridades del Ministerio de Educación y en un comunicado el ministro Rafi Peretz señaló que “ningún individuo condenado por delitos sexuales entrará por las puertas de ninguna institución educativa, punto.” Aseguró que está trabajando sobre este asunto con los Ministerios de Salud y de Justicia.

Por su parte, el comisionado del Servicio Civil, Daniel Hershkowitz, presentó una petición ante la Oficina del Procurador del Estado en la que solicita que se presente una apelación al fallo.

La decisión no deja bien parado al Ministerio de Salud, el que está siendo muy observado por las acciones del saliente ministro Yaakov Litzman quien presionó a médicos para que cambiaran su evaluación respecto del caso de Malka Leifer para que no fuera extraditada a Australia, país en donde ha sido imputada por abusos sexuales mientras dirigió una escuela para niñas.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net