Personas atascadas en el Love Parade

 

Como se anticipó hace más de un año, el Tribunal Regional de Duisburgo, Alemania, dio por concluido el proceso por las muertes ocurridas el 28 de julio de 2010 durante el festival de música electrónica Love Parade, en el que se procesaban a tres organizadores del evento. El proceso concluyó sin condenas.

Love Parade era un festival que se empezó a celebrar en Berlín Oeste en 1989. Inició como una celebración por la paz a través de la música y, por razones legales, fue moviendo su sede. En 2010 se celebró en la ciudad de Duisburgo y fue esa la última edición debido a la tragedia.

Los hechos ocurrieron el 24 de julio de 2010 cuando en una oleada de pánico, 21 personas murieron y 652 resultaron lesionadas. El evento fue convocado en la estación central de la ciudad hasta una estación abandonada, ubicada a unos 700 metros. Dos vías de poco más de 1 kilómetro de longitud permitían a los asistentes moverse de una estación a la otra, pero ambos caminos se cruzaban en un túnel de 200 metros de longitud. Fue en ese túnel donde ocurrió la tragedia.

Por las muertes, fueron imputados cuatro organizadores del evento y seis funcionarios de la ciudad de Duisburgo. Debido al gran número de imputados, abogados y testigos las sesiones del proceso se celebraron en el centro de convenciones de Dusseldorf, a 25 kilómetros de Duisburgo.

En febrero de 2019, poco después de que se reunieron jueces, fiscales y abogados para discutir el caso, los seis funcionarios y uno de los organizadores decidieron acogerse al beneficio ofrecido de pagar una multa de 10,000 euros. Esto porque tras 14 meses del procedimiento y próximo a la caducidad de la acción penal no se habían podido establecer responsabilidad claras respecto de las muertes. Los otros tres organizadores rehusaron el ofrecimiento pidiendo que el proceso continuara para establecer su falta de responsabilidad.

Conforme con la legislación procedimental alemana, el delito prescribe a los 10 años de cometido, es decir, que el delito prescribiría el 28 de julio de este año.

Después de 184 días de procedimientos que tomaron poco menos de dos años y medio, el Tribunal regional de Duisburgo dio por concluido el caso. Ya la fiscalía había dejado claro que en contra de los tres organizadores que seguían siendo procesados solo había acusaciones de responsabilidad menor y que el proceso no podría concluirse antes del 28 de julio, agravada la situación por el cierre de actividades debido al coronavirus. Bajo estas circunstancias el Tribunal decidió concluir el juicio.

Tras la terminación del proceso no se ha reportado si existen las condiciones para que las víctimas y los familiares de los jóvenes fallecidos puedan hacer una reclamación civil de daños en contra de la ciudad de Duisburgo y de las autoridades del gobierno del estado de Renania del Norte-Westfalia.

Poco después del penoso incidente, el propietario de la marca Love Parade, Rainer Schaller, anunció la cancelación definitiva del festival: “El Love Parade ha sido siempre una fiesta pacífica, pero ahora para siempre será ensombrecido por el accidente, así que por respeto a las víctimas el Love Parade jamás se volverá a celebrar”.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen dw.com