Balanza judicial, mazo y birrete

 

Este lunes, el Tribunal de Justicia de Ontario anunció en su sitio web que “por lo menos”, la fecha en que reanudarán labores como se venía haciendo será el 6 de julio, esto como medida para evitar el contagio del coronavirus COVID-19.

En el mensaje publicado este lunes se lee que "no se llevarán a cabo juicios o investigaciones preliminares hasta el 6 de julio de 2020, por lo menos, a menos que un juez tenga un asunto continuo y ordene lo contrario. Esto se aplica a los asuntos penales, familiares y de la Ley de Infracciones Provinciales."

En un esfuerzo para tratar de detener el contagio de la enfermedad, el Tribunal de Justicia de Ontario, el más ocupado de Canadá, aplazó todos los procesos el 17 de marzo, con la instrucción de reapertura a finales de mayo. Esta fecha se posterga ahora hasta el 6 de julio, aunque puede prolongarse más.

Tratándose de procesos con jurado, el 20 de abril el Tribunal Superior los suspendió hasta septiembre.

Según cifras proporcionadas en The Star, el Tribunal de Justicia de Ontario tiene en total 200 cortes en toda la provincia y escucha anualmente 590,000 asuntos en materia penal.

Desde antes de la suspensión de actividades, como la mayoría de los poderes judiciales en el mundo, el tribunal presentaba retrasos en todas sus cortes o juzgados, situación que se está viendo exacerbada con este cierre de funciones, pues solo casos muy urgentes en materia penal están siendo escuchados, como los relativos a la prisión preventiva y a quienes salen de prisión anticipadamente como medida para evitar la propagación del virus en las prisiones. A este respecto, un juez de un tribunal de Brampton, al fallar la libertad bajo fianza de un hombre acusado de acoso criminal, agresión que puso en peligro la vida, disparo de arma de fuego y allanamiento de morada, dijo que el haber dejado a este sujeto en la prisión habría sido dejarlo en “uno de los lugares imaginables más peligrosos”.

En España, la saturación de asuntos por el cierre de los tribunales es un tema que es considerado por el Ministerio de Justicia, el que anunció que para evitar la sobresaturación se están planteando reformas normativas, organizativas y tecnológicas que, idealmente, contarán con la anuencia de todos los operadores judiciales.

Mientras, en otras jurisdicciones los abogados están haciendo un llamado a la reapertura de los tribunales porque consideran que su cierre equivale a negar el acceso a la justicia de los ciudadanos. Así, un grupo de abogados en Colima, México, impulsó esta petición la semana pasada y en Países Bajos lo hicieron los abogados penalistas desde principios de abril.

Vamos viendo como en cada lugar se toman decisiones diferentes en estos momentos en que se plantean nuevos retos.

Más información thestar.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net