Billetes de euros

 

Este miércoles terminó el proceso que se llevó en ausencia en contra de Guillaume Soro, exlíder rebelde y candidato a la presidencia de Costa Marfil, sentenciándolo a 20 años de prisión por malversación de fondos públicos y lavado de dinero.

Guillaume Soro fue líder del movimiento rebelde en la rebelión de 2002 que buscaba derrocar al presidente Laurent Gbagbo. Tras una serie de acuerdos de paz, llegó a ocupar cargos en dos ministerios para ser nombrado primer ministro en 2007.

Cuando se desató la controversia electoral de 2010 y la subsecuente violencia, Soro renunció al cargo de primer ministro para apoyar al contrincante del presidente Gbagbo, Alassane Ouattara, quien finalmente fue nombrado presidente de Costa de Marfil. Laurent Gbagbo está siendo procesado en la Corte Penal Internacional por la violencia postelectoral que llevó a la muerte a unas 3,000 personas.

Guillaume Soro ejerció como primer ministro hasta marzo de 2012 bajo la nueva presidencia. Después de esto renunció y fue elegido presidente de la Asamblea Nacional, cargo que mantuvo hasta febrero de 2019 cuando anunció su candidatura a la presidencia. Las elecciones se verificarán en octubre de este año. Alassane Ouattara, al haber cumplido dos periodos en la presidencia, no es candidato.

Los planes de Guillaume Soro, sin embargo, se complicaron porque fue indiciado por malversación de fondos públicos cuando fue primer ministro en 2007, comprando una casa en el lujoso distrito de Marcory en la ciudad de Abiyán a través de la empresa de bienes raíces SCI Ebur. Pese a haber sido adquirida con fondos públicos, esta propiedad nunca fue registrada como propiedad del estado. Soro residió en esta casa hasta que salió del país hacia Francia, país en el que se ha exiliado.

El tribunal de Abiyán encontró que las acusaciones del fiscal Richard Adou en contra de Soro estaban bien fundamentadas y dictó una sentencia de 20 años de prisión, la imposición de una multa de 7 millones de euros y la inhabilitación hasta por cinco años para ejercer cargos públicos. Además, la casa en cuestión fue confiscada y se emitió una nueva orden de arresto en contra de Soro.

La audiencia en la que se dictó la sentencia fue saboteada por los abogados de Guillaume Soro quienes citaron una sentencia dictada la semana pasada por la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos que ordena la suspensión de la orden de arresto en contra de Soro.

“De manera urgente referiremos este asunto a la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos”, declaró el abogado Affoussy Bamba, señalando que están listos para llevar este asunto al tribunal africano radicado en Arusha, Tanzania. Esta Corte es de índole regional con competencia en los estados de la Unión Africana.

Mientras tanto, las autoridades marfileñas describieron la sentencia como una que señala el inicio de una nueva era en el país. “Se debe seguir a los corruptos a donde sea que estén”, dijo el abogado Abdoulaye Ben Meïté, quien representó los intereses del gobierno en el proceso.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net