Tren al campo de concentración de Auschwitz

 

La policía belga inició investigación en contra de tres hombres que el 19 de abril colocaron una guirnalda y montaron guardia de honor en un monumento sobre el Holocausto, por haber violado las estrictas medidas de confinamiento que estaban vigentes.

La investigación está abierta en contra de Michel Baert, concejal de la ciudad de Boortmeerbeek, y de otras dos personas que colocaron la guirnalda en el monumento local que recuerda el secuestro en 1943 por miembros de la resistencia de un tren que transportaba judíos a Auschwitz, acción en la que salvaron la vida de más de 100 judíos. Los tres hombres montaron también una guardia de honor. Esta conmemoración se hizo previo al 27 de abril fecha en que este año se conmemoró el Día del Recuerdo del Holocausto.

Las medidas de confinamiento en Bélgica, que desde el viernes 24 de abril fueron relajadas un poco, prohíben las reuniones y celebraciones.

“Esta no fue, y no debe ser tratada como, una fiesta ilegal”, dijo el concejal Baert al diario Belga. “Este fue un acto esencial de respecto por los luchadores de la resistencia, las víctimas del Holocausto y los integrantes de sus familias”.

Además dijo que en todo momento él y sus acompañantes cumplieron las medidas de protección e higiene, usando cubrebocas, manteniendo la sana distancia entre ellos y limitando el acto a tres personas para evitar una posible propagación del muy contagioso virus COVID-19.

La comunidad judía se ha volcado en apoyo al concejal Baert y a sus acompañantes y al respecto el legislador judío Michael Freilich del partido Nueva Alianza Flamenca condenó la investigación de la policía y se ofreció a pagar cualquier multa impuesta a los tres hombres en relación con su acto del 19 de abril.

Las estrictas medidas impuestas en varias ciudades del mundo para evitar el contagio del coronavirus han dado pie a muchas acciones legales de personas que se quejan de que se trata de una detención ilegal hasta quienes exponen razones válidas para salir de casa, como estos tres hombres. Serán las autoridades belgas las que juzguen si el acto, por muy loable que fue, justificó el incumplimiento de las reglas generales que limitan la movilidad y prohíben las reuniones.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net