Detalle de vestido de novia

 

Durante la siguiente sesión del Parlamento de Singapur del 4 de mayo, el ministro de Desarrollo Social y Familiar presentará una iniciativa de ley para permitir que los matrimonios civiles y musulmanes se formalicen vía remota.

En Singapur, el cierre de actividades para evitar el contagio de coronavirus COVID-19 incluye los registros civiles y sedes religiosas, lo que ha implicado que aquellas parejas que estaban por contraer matrimonio antes del cierre hayan tenido que posponer sus planes.

“Aun durante la crisis, debemos tratar de permitir que los eventos importantes de la vida como los matrimonios continúen. No podemos dejar que el COVID-19 retrase a aquellos que están listo para iniciar una nueva vida juntos”, escribió en su perfile de Facebook Desmond Lee, ministro de Desarrollo Social y Familiar.

La iniciativa, si es aprobada, podría iniciar vigencia a mediados de mayo y se podría mantener aun después de que las normas de confinamiento se relajen.

Podrían solicitar la formalización de los matrimonios las parejas en las que por lo menos uno de los contrayentes sea singapurense o tenga residencia permanente en el país, además de que deben presentar la documentación exigida por la ley de Singapur, expedida por autoridades de ese país a fin de que se pueda verificar su autenticidad.

Los contrayentes y sus testigos, y en el caso de los matrimonios musulmanes, el wali u oficiante, deberán estar en territorio de Singapur antes y durante la formalización del matrimonio, ya que se requiere que firmen la declaración jurada.

Sobre el particular, el ministro a cargo del Ministerio de Asuntos Musulmanes, Masagos Zulkifli, escribió también en su perfil de Facebook que la Oficina del Mufti emitió una guía religiosa, conocida como irysad, en la que señala que la formalización virtual del matrimonio está permitida por el islam en tanto que las condiciones para la ceremonia, llamada nikah, se presenten.

“Me anima ver que nuestro asatizah (maestro religioso) está tomando medidas decisivas para encontrar soluciones prácticas para solucionar las necesidades apremiantes de la comunidad en el desafiante presente clima”, escribió el ministro a cargo.

La solución de formalizar los matrimonios virtualmente será muy práctica para aquellos que no desean posponer el matrimonio o para quienes están efectuando ciertos trámites administrativos o bancarios, como compra de casa o adquisición de préstamos, y necesitan estar legalmente casados. No así para otros que han dicho que prefieren esperar porque opinan que casarse en línea no es suficientemente romántico.

Más información straitstimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net