Imagen de Instagram

 

La juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos en Nueva York, Kimba Wood, concluyó que al publicarse una imagen en Instagram, se otorga el derecho a la red social de sublicenciar la fotografía, por lo que válidamente puede autorizar su uso a alguien más.

En el caso, Stephanie Sinclair, una fotógrafa profesional conocida por explorar cuestiones de género y derechos humanos en todo el mundo, subió una de sus fotografías, una imagen de una madre y un niño en Guatemala, a Instagram. Mashable la contactó porque quería reutilizar la imagen para una historia sobre mujeres fotógrafas, ofreciendo pagar 50 dólares por el uso.

Sinclair se negó a otorgar una licencia, por lo que Mashable decidió usar la imagen de todos modos pero insertándola como aparece en el perfil de Sinclair en Instagram, por lo que la fotógrafa alegó una infracción de derechos de autor y en enero de 2018 presentó una demanda.

El juez concluyó que Sinclair “otorgó a Instagram el derecho de sublicenciar la fotografía, e Instagram ejerció válidamente ese derecho al otorgarle a Mashable una sublicencia para mostrar la fotografía".

El juez Wood llega a esta conclusión al analizar los Términos de uso de Instagram. En esos términos se otorga a Instagram "una licencia mundial no exclusiva, totalmente pagada y libre de regalías, transferible, sublicenciable para el Contenido".

Al publicar Sinclair la fotografía en Instagram y designarla como pública, aceptó que Mashable, como sublicenciatario de Instagram, insertara la fotografía en su sitio web.

Sinclair "argumenta que es injusto que Instagram obligue a una fotógrafa profesional como ella a elegir entre permanecer en ‘modo privado’ en una de las plataformas públicas para compartir fotos más populares del mundo, y otorgarle a Instagram un derecho a sublicenciar sus fotografías a usuarios como Mashable ", escribe el juez. "Sin lugar a dudas, el dominio de Instagram en las redes sociales para compartir fotografías y videos, junto con la transferencia expansiva de derechos que Instagram exige a sus usuarios, significa que el dilema de la Demandante es real. Pero al publicar la fotografía en su cuenta pública de Instagram, la Demandante hizo su elección. Este tribunal no puede liberarla de ese acuerdo".

Más información hollywoodreporter.com/blogs/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net