Instalaciones de Amazon

 

Este martes, un tribunal en Francia ordenó a Amazon.com suspender todos los envíos que no sean de artículos esenciales y conducir una evaluación sobre la situación sanitaria en sus seis centros de distribución en el país europeo.

La controversia fue presentada en Francia por el sindicato de trabajadores más grande, alegando que se obligaba a los trabajadores en los centros de distribución a trabajar cercanamente, sin tomar en cuenta las medidas sanitarias previstas para evitar el contagio del coronavirus COVID-19.

El tribunal estuvo de acuerdo con estos argumentos y ordenó a la gigantesca empresa que ha visto incrementadas sus ganancias durante esta cuarentena, a solo vender, empacar y repartir artículos esenciales, siendo estos “alimentos, productos de higiene y médicos”.

Además, deben realizar una evaluación sobre los controles sanitarios impuestos en los centros de distribución para la protección de los empleados, para lo que tienen un mes.

De no cumplir con esta decisión, se ordena la imposición de multas de un millón de euros por día de incumplimiento.

Sobre esta decisión Amazon en Francia declaró “estar perplejos dada la evidencia concreta que se ha remitido respecto de las medidas de seguridad que se han adaptado para proteger a nuestros empleados”, incluyendo controles de temperatura corporal, distancia física y el uso de equipo de protección.

“Actualmente, seguimos operando en el país y haciendo todo lo posible para mantener el nivel de servicio”, se lee en el comunicado de la empresa en el que también dicen que podrían detener todas las operaciones al señalar que “nuestra interpretación sugiere que nos pueden obligar a suspender actividades en nuestros centros de distribución en Francia”.

La empresa aseguró que presentará una apelación.

Durante la cuarentena y confinamiento obligatorio al que muchos habitantes del planeta se han visto forzados, Amazon.com, fundada en 1995 por Jeff Bezos, es de las pocas empresas que han tenido crecimiento. En varios países donde opera han tenido que contratar personal temporal para cubrir la alta demanda de productos. Tan solo en Francia, en febrero tenía contratados 6,500 empleados permanentes y 3,600 temporales para operar en los seis centros de distribución que tienen en el país (con tanto empleados se antoja difícil que cumplan las medidas de sana distancia).

Si las cifras de contratación de personal no dicen mucho, quizá el incremento en la fortuna personal de Jeff Bezos en 24 mil millones de dólares sea más elocuente sobre este crecimiento. Según el Bloomberg Billionaires Index, la fortuna de Bezzos asciende ahora a 138 mil millones de dólares, lo que lo coloca como uno de los hombres más ricos del mundo.

Cuando a John D. Rockefeller, estando en la cima del poder económico con una riqueza estimada en casi el 1 por ciento de toda la economía de los Estados Unidos, se le preguntó cuánto dinero era suficiente, respondió “solo un poco más”. Quizá Bezzos opine lo mismo aunque ese poco más implique la salud de sus trabajadores.

Más información france24.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de gerente.com