Computadora, taza de café

 

El Ministerio de recursos Humanos y Emiratización de los Emiratos Árabes Unidos expidió una nueva guía para que las empresas privadas operen durante la crisis del coronavirus. En esta guía se establecen, por ejemplo, las condiciones del trabajo realizado desde casa, a fin de que las condiciones sean favorables para patrones y trabajadores.

La guía establece que los negocios no deben tener en sus instalaciones a más del 30 por ciento del personal, aplicándose al personal que presta servicios al cliente, y tomándose en todo momento las medidas de sana distancia y desinfección de las instalaciones y de los equipos de oficina. Esta regla no aplica en empresas de los ramos de infraestructura, suministro, telecomunicaciones, energía, salud, educación, sector financiero, industria alimentaria, hotelería, industria médica y limpieza.

Las medidas de prevención son más estrictas cuando se trata de trabajadores, generalmente extranjeros, a los que se proporcione alojamiento. Estos trabajadores deberán ser revisados por síntomas de la enfermedad dos veces al día: por la mañana al salir del alojamiento rumbo al trabajo y por la tarde, al salir del trabajo rumbo al alojamiento.

Todas las actividades culturales, deportivas y recreativas en los alojamientos deben ser suspendidas y la empresa debe asegurarse que en la cafetería se respete la distancia social de dos metros entre persona y persona.

Los autobuses que trasladan a los trabajadores no deberán ser ocupados en más del 25 por ciento de su capacidad a fin de mantener la norma de distancia social.

En caso de que algún trabajador presente síntomas, deberá ser enviado al hospital para análisis y se deberán tomar las medidas apropiadas en caso de padecer la enfermedad.

Las empresas que se vean afectadas por el coronavirus podrán, respecto de los trabajadores extranjeros, concederles permiso con goce de salario, permiso sin goce de salario, suspensión temporal o el despido. En este último caso aplica un determinado proceso porque los trabajadores extranjeros en los Emiratos están registrados ante el gobierno y cualquier cambio en su situación laboral debe ser notificada.

“Los negocios con trabajadores desempleados deben registrarlos en el mercado de trabajo virtual para que puedan ser reclutados por otras empresas. Estos negocios seguirán obligados a proporcionar a estos trabajadores el alojamiento y otras deudas, excepto el salario, hasta su salida del país o que se les permita trabajar en otra empresa”, establece la guía. La salida de estos trabajadores, por el momento, no es posible.

El sistema de trabajo remoto o desde casa aplica a todos los trabajadores cuya presencia en la oficina no sea necesaria, especialmente de embarazadas, trabajadores mayores de 55 años y personas con enfermedades respiratorias o crónicas.

En estos casos los trabajadores deben usar dispositivos electrónicos “inteligentes” y la empresa debe proporcionarles soporte técnico.

El Ministerio también ha permitido a las empresas del sector privado afectadas por el COVID-19 tomar las medidas necesarias para reestructurar las relaciones contractuales con sus trabajadores. El objetivo es que estos cambios contractuales sean de mutuo acuerdo entre patrón y trabajador y que se efectúe mediante un proceso gradual.

Las acciones que se encuentren en el supuesto de afectación de necesitar la reestructura deben seguir las siguientes acciones, en acuerdo con los trabajadores: implementar el sistema de trabajo remoto, garantizar a los empelados permisos con goce de sueldo y sin goce de sueldo, reducción de salarios temporal o permanente.

Finalmente, quienes necesiten renovar los permisos de sus empleados domésticos podrán hacerlo en las oficinas autorizadas o en línea, y no se dispensa el examen médico el cual deberá ser realizado por la autoridad que corresponda según el Emirato de que se trate.

Más información gulfnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net