Niño rompiendo foto de pareja

 

En Pretoria, Sudáfrica, un hombre fue arrestado por la policía después de haberse llevado a su hijo de 14 años de casa de la madre, quien tiene la custodia del menor. Además del secuestro de su hijo, será procesado por haber violado las disposiciones en materia de movilidad durante la crisis epidémica por coronavirus.

Según lo hicieron saber las autoridades, este hombre condujo su automóvil a la casa de la madre de su hijo, entró, tomó al hijo y simplemente se lo llevó sin permiso. La policía de Lyttelton, a 12 kilómetros de Pretoria, lo detuvo y regresó al niño con su madre.

El caso trascendió públicamente por declaraciones de Hlengiwe Mkhize, viceministra de la presidencia, al respecto, advirtiendo que no se tolerarán durante el cierre de actividades este tipo de actos ilegales.

“El gobierno anunció que no habría movimiento durante los 21 días del cierro con el objetivo de disminuir la curva de contagio. Es imprudente que un padre conduzca a la casa de una madre y, sin permiso, se lleve al hijo”, escribió la viceministra Mkhize en un comunicado.

“Queremos que nuestros niños estén seguros durante este tiempo e instamos a la policía a no rechazar a padres o guardianes frustrados que quieran reportar casos que puedan incluir un secuestro”.

El llamado de la funcionaria fue hacia los encargados de seguridad para que no bajen la guardia y actúan decididamente en asuntos de violencia en contra de mujeres y niños durante el cierre decretado el 21 de marzo.

“Simultáneamente hacemos un llamado a los padres y cuidadores para que aseguren que los niños son cuidados y no desatendidos durante el cierre, como lo aconsejó el departamento de desarrollo social”.

El aumento de violencia en contra de mujeres y niños durante este cierre de actividades que está ocurriendo en muchos países del mundo (no en todos), es tema de preocupación de quienes se dedican a proteger los derechos de las mujeres, señalando que un cierre de actividades de esta magnitud para mujeres que viven con parejas abusivas representa un muy serio peligro a sus vidas.

Estos temores se confirman con la información que surge en diferentes países. Así, en Francia el pasado jueves, el ministro del Interior, Christophe Castaner, reveló que durante el cierre se ha elevado en un 30 por ciento el número de casos de violencia en contra de las mujeres. Tan solo en París el incremento es del 36 por ciento, desde que se decretó el cierre el 11 de marzo y el que está previsto, de momento, que dure hasta el 19 de abril.

Frente a esta situación, el ministro anunció que implementarán nuevas medidas para que las mujeres tengan más lugares a donde llamar en caso de necesitar auxilio como las farmacias. “Una mujer que está sufriendo violencia doméstica, cuando va a la farmacia sin su esposo, debe poder pedir ayuda”. Agregó que incluso planean implementar un sistema de código, como existe en España, para que las mujeres acompañadas de sus parejas abusivas puedan pedir ayuda.

Las mujeres y niños en México no van a escapar durante esta crisis a un repunte en la violencia. Por favor, estemos atentos y si escuchamos golpes y gritos en casa de los vecinos no hagamos la vista gorda como se hizo en el caso de Ingrid Escamilla, y pidamos la asistencia de la policía.

Más información timeslive.co.za / euronews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net