Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell

 

El 12 de marzo, ante la Corte de Distrito de las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Ghislaine Maxwell, una británica asociada al fallecido millonario estadunidense Jeffrey Epstein, acusado de docenas abusos sexuales, presentó una demanda en contra de la sucesión de Epstein pidiendo dinero para enfrentar sus gastos legales por las varias demandas civiles que se han presentado en su contra.

Ghislaine Maxwell es hija de Robert Maxwell, un empresario checoslovaco dueño de medios de comunicación y quien cometió un fraude respecto del fondo de pensiones del grupo Mirror.

Tras la muerte de su padre, Ghislaine Maxwell mudó su residencia a Nueva York donde en la década de los años 90 conoció a Jeffey Epstein, un financiero con una larga historia de acusaciones de abusos sexuales a mujeres, muchas de ellas menores de edad. Si bien se desconoce la relación exacta que mantenía con Epstein, Maxwell estuvo vinculada a él durante décadas y es acusada por varias mujeres de haber sido la intermediaria entre el financiero y sus víctimas sexuales.

Epstein, quien fue amigo de Bill Clinton y de Donald Trump, entre otros poderosos, se suicidó en agosto de 2019 en una prisión en Manhattan en donde estaba detenido tras haberse presentado cargos en su contra por abusos sexuales a menores de edad.

Años antes de este arresto se hablaba mucho de las actividades criminales de Epstein en varias de sus residencias de lujo en Manhattan, Palm Beach e Islas Vírgenes territorio este último en donde era propietario de dos islas. De esta forma, en 2008 se declaró culpable en Florida a diferentes cargos que incluyeron el haber pagado por servicios sexuales a una menor de edad. Por sus delitos fue sentenciado a 13 meses de prisión con el privilegio de salir cuatro horas al día para trabajar.

Desde hace algunos años, Ghislaine Maxwell ha sido demandada por varias mujeres que acusan a Jeffrey Epstein de abuso sexual, señalándola como la intermediaria entre el predador y ellas. Una de estas mujeres es Virginia Roberts Guiffre, quien presentó demanda en contra de la británica de difamación, habiendo llegado a un acuerdo financiero en 2017. Guiffre ha estado abogando a favor de las víctimas de tráfico sexual y ha pedido al príncipe Andrés de Inglaterra que reconozca que participó en una orgía y que tuvo relaciones con ella a instancias de Epstein cuando era menor de edad. El príncipe, por supuesto, ha negado cualquier relación con ella.

Virginia Guiffre también ha acusado al abogado Alan Dershowitz, profesor en Harvard, de haber tenido relaciones con ella en seis ocasiones, la primera cuando tenia16 años. El abogado lo ha negado y la disputa entre ellos, que implica una larga historia de tráfico de influencias, llegó a tribunales en Nueva York en 2019 con la acusación de ella en contra de él por difamación.

En la demanda presentada este mes en la Corte de Distrito de Islas Vírgenes, Ghislaine Maxwell, pide a la sucesión de Epstein que haga honor a la promesa que él le hizo de ayudarla con los gastos legales que enfrentaba por su relación con él.

En la demanda, según reportó el New York Times, se establece que es respecto de la actividades en que ella “estuvo involucrada o tuvo conocimiento de la presunta conducta inapropiada de Epstein”, agregando que debido a su trabajo en varios negocios del fallecido financiero entre 1999 y 2006 “ha incurrido en significativos costos legales, de seguridad personal y otros gastos”.

Esta demanda es otra más para la sucesión de Epstein que no nada más enfrenta las demandas de mujeres que fueron víctimas de abuso sexual, sino también una del gobierno de las Islas Vírgenes de los Estados Unidos que busca, entre otras, la confiscación de las dos islas privadas del financiero bajo el argumento de que ahí se cometieron los delitos de tráfico de personas y abuso sexual de menores, algunas de las víctimas niñas de 12 años. Se trata de propiedades valuadas en unos 86 millones de dólares.

La sucesión de Epstein, por su parte, está procurando que un juez de Islas Vírgenes apruebe un plan financiero de compensación voluntaria a las víctimas.

Se calcula que la fortuna de Epstein asciende a 600 millones de dólares.

Ya veremos cómo progresa esta demanda de una mujer que se ha mantenido oculta desde que el escándalo emergió y que solo presta declaraciones a través de sus abogados.

Más información cnbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de cnbc.com