Jeringa y viales con líquido amarillo

 

Por el riesgo sanitario que pudiera representar, la Corte de Apelaciones en materia penal del estado de Texas, Estados Unidos, concedió la moción de aplazar la ejecución de un reo, como lo solicitó su abogado, para no reunir a muchas personas con riesgo de contagio del COVID-19.

Se trata de la ejecución de la sentencia de John William Hummel, un hombre de 44 años sentenciado en 2011 a la pena de muerte por el homicidio de su esposa embarazada, de su suegro y, aparentemente, también de su hija de cinco años, aunque según abajournal.com no fue condenado a la pena de muerte por este último homicidio.

Según los datos encontrados, los homicidios ocurrieron la noche del 16 de diciembre de 2009, cuando la casa de Hummel fue incendiada. Tras las investigaciones se descubrió que Joy, la esposa de 34 años, había muerto apuñalada 35 veces, y Clay, el suegro, y Jodi, la niña, golpeados con un bate de béisbol. Según esta información, Hummel mató a su familia porque tenía un amorío y quiso ocultar los homicidios iniciando un incendio.

La ejecución de este hombre estaba planeada para el miércoles 18 de marzo a las seis de la tarde en la prisión estatal de Huntsville, Texas. Sin embargo, la Corte de Apelaciones en materia penal concedió una suspensión de la ejecución por un plazo de 60 días.

La orden fue concedida “a la luz de la actual crisis sanitaria y los grandes recursos necesarios para efectuar la ejecución”, señaló el tribunal.

En su petición de suspensión, el abogado Michael Mowla escribió que una ejecución involucra a un sustancial número de personas que incluyen a los oficiales de la correccional, un asesor espiritual, miembros de la familia de las víctimas y también del reo, abogados, oficiales de la prisión, médicos, testigos y periodistas.

“Reunir a todas estas personas en un lugar presenta un sustancial riesgo de transmisión del COVID-19/Coronavirus si alguno está infectado”, escribió el abogado Mowla en su moción, añadiendo que Texas ya ha pospuesto ejecuciones como ocurrió después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 y más recientemente en agosto de 2017 a consecuencia del Huracán Harvey.

Con el otorgamiento de esta suspensión, el abogado Mowla solo gana un poco más de tiempo para su cliente y para seguir preparando mociones tendientes a la conmutación de la pena. Mientras tanto John William Hummel seguirá en las instalaciones penitenciarias en las que ha vivido los últimos 9 años de su vida.

Más información abajournal.com / theforgivenessfoundation.org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net