Mapa de los Balcanes

 

A mediados de febrero, la Corte Civil Municipal de Zagreb, Croacia, ordenó una compensación de 50,000 kunas, unos 6,700 euros, a una mujer que fue sistemáticamente violada en un prisión croata durante la guerra de los Balcanes.

El veredicto, que es de primera instancia, concedió a esta mujer, que fue víctima de soldados croatas cuando estuvo ingresada en la prisión militar de Kerestinec, cerca de Zagreb, la mitad de la compensación que pedía, considerando que 100,000 kunas era una cantidad muy alta.

Sobre esa resolución, algunos medios croatas han hecho notar que los 100,000 kunas que pedía es una compensación solo un poco más elevada que la que suele otorgarse a los políticos o personalidades públicas por la angustia mental que sufren por algún artículo publicado en su contra en la prensa.

Según declaraciones de la víctima, una mujer que al momento de los hechos, en 1992, tenía 39 años, el abuso que sufrió fue brutal. A continuación se reproducen declaraciones de su testimonio y, alertamos, presentan una situación muy fuerte y dolorosa.

“El ejército croata me arrestó en 1992 en Sisak (población en el centro de Croacia). Me llevaron al campo de guerra Kerestinec. Durante tres meses y medio fui sistemáticamente abusada por el ejército croata mental, física y sexualmente”.

“Todavía tengo cicatrices en mis brazos, piernas y cuello. Fui golpeada, abofeteada y violada. Todos ellos usaban uniformes croatas”, declaró ante el tribunal.

Los medios reportan que durante el proceso ella relató que mientras estuvo en cautiverio los soldados la violaron repetidamente, la quemaron con corriente eléctrica, la golpearon, intimidaron, la hicieron bailar desnuda y pusieron una pistola en su boca.

Por crímenes de guerra como estos cometidos en contra de esta mujer, en marzo de 2016 la Corte de Zagreb condenó a cinco policías militares de la prisión de Kerestinec.

En el proceso de apelación estos hombres fueron condenados por torturas y abusos sexuales de 34 prisioneros de guerra y civiles, algunos de ellos mujeres.

La sentencia fue parcialmente revertida en 2017 por la Suprema Corte y las sentencias quedaron así: cuatro años y medio de prisión al comandante de la prisión, Stjepan Klaric; un subordinado, Viktor Ivancin, a tres años; Drazen Pavlovic y Zeljko Zivec a dos años de prisión; y, Goran Strukelj a año y medio de cárcel.

La guerra de los Balcanes, junto con el genocidio en Ruanda, fueron las masacres más dolorosas que la humanidad vivió en la década de los años 90 y de las que hasta la fecha se siguen sintiendo sus consecuencias. Procesos como este de Zagreb o como los que se siguen en Serbia por crímenes de guerra dejan en evidencia los actos de barbarie y salvajismo que se cometieron y de los que ahora los tribunales se encuentran un poco reticentes a sancionar con mayor severidad.

Es muy probable que la víctima de tan atroces delitos presente una apelación pidiendo una compensación más alta que si bien no podrá resarcir los daños que sufrió, sí sea más digna y proporcional.

Más información balkaninsight.com

miabogadoenlinea.com

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.com