Helsinki, Finlandia

 

El rector de una institución de educación para adultos de Finlandia presentó una denuncia por difamación en contra del parlamentario Juha Mäenpää por artículos publicados el año pasado en dos diarios en el que acusaba al rector de no haber reportado a la policía una presunta violación.

Se trata de un caso interesante ya que aunque los parlamentarios finlandeses gozan de inmunidad, solo es respecto de sus declaraciones en tribuna o de su trabajo como parlamentarios.

En Finlandia la difamación está tipificada como delito, sancionado con la imposición de una multa, salvo que sea difamación agravada cuando puede imponerse pena de prisión.

En el caso, el rector de la escuela secundaria popular de Ostrobothnia del Sur, Kyösti Nyyssölä, presentó la denuncia en contra del parlamentario ante la Corte de Distrito de Ostrobothnia del Sur por artículos publicados en dos diarios locales, Ilkka y Pohjolainen, en los que lo criticó por no haber dado parte a las autoridades de una presunta violación.

Posteriormente se conoció que las autoridades de la institución educativa sí dieron parte a la policía de los hechos, pero que tras la investigación se concluyó que no había delito que perseguir.

Además de la denuncia por difamación, el rector ha presentado denuncia en contra de los entonces editores en jefe de los diarios que publicaron a Mäenpää, Satu Takala y Toni Viljanmaa, aunque los cargos en contra de ellos es por comportamiento editorial inapropiado. Este delito está tipificado en el Código Penal finlandés como la violación intencional o por negligencia de un editor en jefe de un medio de comunicación del deber de dirigir y supervisar el contenido editorial del medio.

La primera audiencia del caso en contra de Takala y Viljanmaa se verificará el próximo 24 de marzo ante la Corte de Distrito de Ostrobothnia del Sur y de ser encontrados culpables podrían ser sancionados al pago de multas.

Respecto de la denuncia, el parlamentario Juha Mäenpää ha negado los cargos: “No creo que las palabras alcancen la definición legal de difamación porque, hasta donde sé, uno tiene el derecho de criticar a funcionarios institucionales de la misma forma que a los políticos”.

Este no es el único problema legal que Juha Mäenpää del partido de oposición, Partido Finlandés, enfrenta. El procurador general, Raija Toiviainen, está tratando de presentar cargos en contra de él por declaraciones que hizo en junio desde la tribuna en las que comparó a quienes piden asilo con una especie invasiva. Por considerar que con estas palabras incitó el odio hacia los extranjeros, particularmente hacia los que buscan el asilo en Finlandia, se quiere presentar la acusación penal.

En este caso, sin embargo, para hacerlo el procurador general de Finlandia necesita que cinco sextos del Parlamento aprueben el retiro de la inmunidad parlamentaria. Finlandia tiene 200 parlamentarios por lo que la acusación, para proceder, necesita 167 votos.

Este asunto será revisado en este periodo de sesiones legislativas que inició a finales de febrero.

De esta acusación Juha Mäenpää se declara inocente porque dice que hizo la declaración de forma espontánea, como parte de un debate y no como un discurso deliberado de odio.

Miembros del Partido Finlandés, sin embargo, ya han sido sancionados por discurso de odio y agitación. En octubre del año pasado otro parlamentario fue multado con poco más de 4,000 euros por agitación étnica y el presidente del partido fue encontrado culpable en 2012 de incitar el odio hacia un grupo étnico.

Más información yle.com

miabogadoenlinea.com

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.com