Medica con cubreboca

 

El coronavirus o COVID-19 sigue acaparando titulares en el mundo y, aunque hemos hecho un esfuerzo por sustraernos de la tendencia, es innegable que en torno de la enfermedad se están generando interesantes noticias jurídicas.

Esta vez nos referiremos al Reino Unido donde para hacer frente a la enfermedad y tratar de evitar un contagio masivo, el miércoles  de la semana pasada el primer ministro Boris Johnson anunció que por la crisis el pago obligatorio por enfermedad general se hará a los trabajadores desde el primer día de la enfermedad y no a partir del tercer día como está prescrito en la ley.

El primer ministro anunció que es una medida extraordinaria tendiente a quitar la presión financiera a los contagiados para que no se presenten a trabajar y de esta forma cuiden a los demás miembros de la sociedad evitando el contagio.

El pago obligatorio por enfermedad prescrito en la ley es de 94.25 libras a la semana, por lo que el pago de los primeros días de la enfermedad equivale a unas 40 libras esterlinas adicionales.

La medida, sin embargo, tiene sus requisitos. De esta forma, para recibir las 40 libras esterlinas extra, los trabajadores deben ganar por lo menos 118 libras esterlinas a la semana. Esta cifra deja fuera a unos 2 millones de trabajadores que no alcanzan ese salario semanal, según lo hizo saber Frances O’Grady, secretaria general del Congreso Británico de Sindicatos, TUC por sus siglas en inglés. Quienes laboran bajo contratos de cero horas o son autoempleados, por tanto, quedan fuera del esquema anunciado por el gobierno.

Para quienes no les aplique el esquema, existen otros mecanismos de ayuda como el crédito universal, según anunció el primer ministro.

Analistas han empezado a diseccionar esta noticia señalando que si bien se trata de una medida de emergencia respecto del Coronavirus y que estará vigente durante la crisis epidémica, posiblemente aplicará durante este tiempo también para otras enfermedades.

Los sindicatos han visto también oportunidad en esta medida porque han estado abogando para que el pago obligatorio por enfermedad se haga desde el inicio de la enfermedad. Además, están presionando para que se tomen en cuenta a trabajadoras que ganan salarios muy bajos para que puedan tener acceso también al beneficio.

El tema del pago del salario alcanza también los casos en que se pide a las personas que se aíslen por temor de que estén contagiados, aunque no se tenga la seguridad de ello.

El oficial médico en jefe de Inglaterra antes anunció que era “probable” que el virus se convirtiera en epidemia en el Reino Unido. Así, se prevé en el peor escenario que el 80 por ciento de la población quede infectada por al COVID-19.

En México, el número de casos hasta el momento también es muy bajo. En nuestro sistema de seguridad social también existe la obligación del Instituto Mexicano del Seguro Social de pagar las enfermedades generales, pero a partir del cuarto día por lo que aquí también existe el dilema de quien paga los primeros tres días de incapacidad general.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.com

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.com