Moneda con símbolo de bitcoin

 

El director de finanzas de la aduana finlandesa, Pekka Pylkkänen, dio a conocer que la entidad tiene en su poder unos 15 millones de euros en bitcoins, incautados a narcotraficantes, pero que están inciertos sobre lo que deben hacer con ese dinero.

“Desde nuestro punto de vista, los problemas están específicamente relacionados con el riesgo de lavado de dinero. Los compradores [de criptomonedas] raramente las usan para emprendimientos normales”, declaró el funcionario a medios de su país.

Los 1,666 bitcoins fueron incautados en 2018 en un operativo antinarcóticos y desde entonces la cartera ha estado en posesión de la Aduana. Por la fluctuación del valor del bitcoin, cuando fueron incautadas tenían un valor de 700,000 euros, valor que ha variado habiendo llegado a un pico de 20 millones de euros, a los 15 millones que valían el lunes por la mañana.

Además de esta cartera de 15 millones de euros, la agencia estatal tiene otras carteras de monedas virtuales que han sido incautadas a lo largo de los años en otros operativos.

El atractivo de las criptomonedas es que pueden pasar de persona a persona sin necesitar de un intermediario como un banco, siendo un medio que es usado para transacciones ilegales y de ahí el temor de la aduana finlandesa de que las monedas regresen al crimen organizado.

La entidad financiera supervisora de Finlandia, Financial Supervisory Authority (FIN-FSA), empezó a regular las criptomonedas en mayo del año pasado.

El fundador de la firma de criptomonedas Prasos, Henry Brade, declaró a Yle que la gran mayoría de compradores de criptomonedas son inversionistas y no criminales, señalando que hay suficientes inversionistas legales dispuestos a comprar los bitcoins de la Aduana.

“Por supuesto, si la Aduana vende los bitcoins de forma anónima, los riesgos serán enormes. Pero si los venden de una forma sensible, no veo ningún problema”, explicó Brade, quien agregó varias ideas conforme con las cuales se puede vender la cartera, casi todas ellas implicando una división en montos menores para tratar de evitar que lleguen a manos de delincuentes.

Por su parte, Juri Mattila, investigador de Etla, el Instituto Finlandés de Investigaciones Económicas, dijo que en la actualidad el bitcoin ya no están utilizado para propósitos criminales como en el pasado. “Actualmente hay otras monedas virtuales que son más difíciles de rastrear [por las autoridades] que el bitcoin y que pueden ser usadas en actividades criminales”.

Para ambos expertos, la mejor opción para vender la cartera de bitcoins es una subasta pública, haciendo notar que es la forma que las autoridades de Australia, Estados Unidos y Suecia han utilizado para vender criptomonedas incautadas.

“Si una gran venta por subasta preocupa [a Aduanas], ¿por qué no subastarlo en lotes más pequeños?”, preguntó Juri Mattila.

A estas opciones el director de finanzas de Aduanas responde que el asunto central es la propia seguridad de la agencia y que no quieren atraer atención innecesaria. Aseguró que una vez que encuentren la mejor forma de vender los bitcoins y demás monedas virtuales, el dinero en euros pasará a las arcas del estado como sucede con las procedencias de todos los bienes incautados, que hasta el momento para Aduanas han sido en su mayoría automóviles.

La buena noticia para la Aduana finlandesa es que tienen las claves de acceso a estos bitcoins. En Irlanda, la semana pasada se dio a conocer que el narcotraficante a quien la policía incautó criptomonedas con valor de 53 millones de euros perdió los códigos de acceso lo que hace imposible que nadie pueda disponer de ese dinero.

Más información yle.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net