Microscopio

 

Gracias a una alerta que la policía de una ciudad cercana proporcionó a la policía de Nanjing, una ciudad en el este de China, se ha podido resolver el homicidio de una estudiante de medicina ocurrido hace 28 años.

Se trata del homicidio de Lin, una joven estudiante de medicina en la Universidad de Nanjing, originaria de la ciudad de Wuxi, 200 km al sudeste de Nanjing. Su cuerpo severamente golpeado fue encontrado en una alcantarilla de la ciudad el 24 de marzo de 1992.

Posiblemente por recursos limitados, en aquel entonces la policía no pudo resolver el homicidio, pese a que tenían una descripción del posible homicida y un retrato hablado que fue publicado en la región. Además, se ofreció una recompensa de 100,000 yuanes por informes que pudieran dar con el homicida. Entonces, esa cantidad equivalía a US$ 1,818, y era equivalente al salario de cinco años de un ciudadano promedio en China.

En un anuncio publicado en el medio local Yangtze, la policía pedía ayudar para encontrar a “un hombre de unos 1.7 metros de altura, de unos 25 años, con cara rectangular, ojos grandes, cabello corto, piel más oscura, cicatrices o marcas de acné en su rostro, con un físico robusto, musculoso”.

Durante 28 años el crimen estuvo sin ser resuelto hasta que la policía de la ciudad de Xuzhou, a unos 280 km al norte, avisó a la policía de Nanjing que había una familia sospechosa en la ciudad y que uno de sus miembros tenía un motivo posible para el homicidio. La policía de Nanjing se movilizó a Xuzhou para investigar.

“Durante 28 años, un grupo especial de trabajo persistentemente investigó el caso e hizo un gran avance el 23 de febrero. La policía atrapó al homicida, llamado Ma, esa misma mañana”, comunicó la policía en su perfil de la red social Weibo el domingo por la noche.

El lunes por la mañana, durante una conferencia de prensa la policía de Nanjing dijo que había usado muestras de ADN preservadas para confirmar la identidad del homicida y detenerlo. Cabe hacerse notar que pese a que esta persona no ha sido procesada la policía ya lo identifica como el homicida (no hay presunción de inocencia) y teniéndolo en custodia faltaba que la fiscalía presentara una solicitud para su arresto formal. Los resultados de la prueba de ADN se conocieron el domingo razón por la cual la policía no dudó en dar la noticia.

El detenido tiene ahora 54 años, vive en Nanjing y se dedica al comercio de perros según información proporcionada a medios locales por una persona que lo conoce. Pese a haber sido identificado como el homicida, la policía no ha dado informes sobre los motivos para haber cometido el salvaje homicidio de Lin por lo que todavía queda trabajo de investigación por ser realizado.

Conocida la identidad del homicida, la madre de Lin, quien sigue residiendo en Wuxi, fue notificada por la policía. El padre de la estudiante de medicina asesinada falleció hace unos años de cáncer de pulmón.

Para los habitantes de Nanjing el haber encontrado a este hombre es una buena noticia y varios manifestaron su esperanza de que también encuentren al responsable de otro homicidio ocurrido en la ciudad en 1996, cuando partes del cuerpo de otro estudiante universitario fueron encontradas hervidas o quemadas en bolsas de plástico abandonadas en varios puntos de la ciudad.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net