Mazo judicial

 

Este jueves el juez James Makau desechó la petición presentada por la Asociación de Blogueros de Kenya (BAKE por sus siglas en inglés), en contra de la Ley de mal uso de computadoras y ciberdelitos, calificándola de constitucional.

La mencionada ley fue firmada en mayo de 2018 por el presidente Uhuru Kenyatta en medio de protestas que desde entonces la calificaban de inconstitucional. De esta forma, en ese mismo mes de mayo, el juez Enoch Chacha Mwita suspendió 22 secciones de la ley que se refieren a pornografía infantil y sus sanciones, la publicación de información falsa, el uso fraudulento de información electrónica y la interferencia con sistemas de cómputo, entre otros. Esta decisión fue sostenida en octubre de 2018 cuando la juez Wilfrida Okwany desechó la petición del gobierno para que la ley pudiera ser ejecutada, concluyendo que la orden temporal emitida por su colega estaba justificada.

BAKE, respaldado por organizaciones de periodistas y de derechos humanos, recurrió la ley por considerar que, como está redactada, viola la libertad de expresión y el derecho a la privacidad, a la propiedad y al derecho de audiencia.

Si bien la ley regula aspectos como la interferencia no autorizada a un sistema informático, programa o datos; la interceptación de mensajes electrónicos o transferencia de dinero; el uso fraudulento de datos electrónicos; la publicación intencional de datos falsos o ficticios; la publicación de información que cause pánico, caos o violencia o que se relacione con la pornografía infantil, impone multas muy elevadas y penas de prisión de hasta diez años. La ley está dirigida a periodistas, medios de comunicación, usuarios de redes sociales, blogueros y otros usuarios de Internet.

Como defensa para la ejecución de la ley, el gobierno expuso que todos los kenianos estaban expuestos a la falta de protección adecuada de los datos pertenecientes a sujetos de la Unión Europea de conformidad con el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que entraría en vigor el 25 de mayo de 2018.

La decisión judicial estaba prevista para ser entregada el 30 de enero, pero ha sido hasta el 20 de febrero que el juez Makau dio a conocer su decisión en la que desecha la demanda de BAKE argumentando que fue injustificada porque casi todas las secciones que recurrieron, ya habían sido suspendidas. BAKE recurrió 25 secciones de la ley.

Mediante comunicado de prensa, Kennedy Kachwanya, presidente de BAKE, declaró: “Esta decisión amenaza las libertades por las que los kenianos hemos luchado y las que están consagradas en nuestra constitución. Estamos preocupados de que el estado y otros actores usen esta ley para atacar e intimidar blogueros y otros usuarios en línea y es nuestra intención apelar inmediatamente esta decisión. Como está ahora, el juez Makau ha declarado que la Ley de ciberdelitos es válida incluyendo las partes que ocultaron las disposiciones de difamación penal que el juez John Mativo declaró inconstitucionales”.

Por su parte, Demas Kiprono, abogado de Article 19, una de las organizaciones interesadas en el litigio, y gerente de campaña, seguridad y dignidad de Amnistía Internacional, Kenia declaró: “Respetamos la decisión del tribunal. Sea como fuere, creemos firmemente que el tribunal se equivocó en cuanto a ciertos temas fundamentales relacionados con la libertad de expresión y el espacio cívico. Esperamos que el Tribunal de Apelación aprecie la primacía de los derechos digitales en una era digital que aumenta indefinidamente”.

Más información nation.co.ke / kenyans.co.ke

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito miabogadoenlinea.net