Imprimir
Manifestantes con imágenes de Daphne Caruana Galizia

 

A partir de la denuncia presentada en diciembre de 2019 por Reporteros Sin Fronteras y por familiares de la periodista Daphne Cuaruana Galizia, asesinada en una carretera en Malta en 2017, las autoridades francesas anunciaron la semana pasada que se abre investigación por una posible conexión francesa con el homicidio.

En la mencionada denuncia se acusa al empresario maltés Jorgen Fenech de ser cómplice del homicidio y de corrupción. La conexión con Francia radica en que el empresario es propietario de hoteles y de un establo de caballos de carrera en ese país y se analiza incluso la posibilidad de que de algunos de sus negocios en Francia se hubiera derivado el pago de sobornos a funcionarios e incluso a las personas que perpetraron el homicidio de la periodista en octubre de 2017.

Al momento de su muerte, Daphne Caruana Galizia estaba investigando las filtraciones de información de los llamados Panamá Papers, habiendo lanzado fuertes acusaciones de corrupción y lavado de dinero a integrantes del gobierno de Malta así como a miembros de la oposición. Su homicidio quedó prácticamente sin investigar hasta que el año pasado, tras fuertes manifestaciones en Malta que llevaron a la renuncia del primer ministro Joseph Muscat, se arrestaron a tres personas posiblemente relacionadas con el delito y Jorgen Fenech fue imputado por presunta complicidad.

Un mes después del homicidio, eurodiputados pidieron a la Comisión Europea que investigara la adhesión de Malta al estado de derecho respecto de la investigación de este delito. Para ello citaron varios casos de presunta corrupción cometida por altos funcionarios malteses, así como los riesgos de lavados de dinero que involucran al gobierno y no dejaron pasar de largo la floreciente industria de apuestas en línea y el esquema de vender la ciudadanía maltesa a acaudaladas personas.

En sus investigaciones Caruana Galizia exponía, entre otras cosas, que para ganar una larga concesión en materia de energía en Malta, Fenech había sobornado a Keith Schembri, quien fue jefe del staff de Muscat, y al ex ministro de turismo Konrad Mizzi, quien antes fue ministro de Energía. Estos dos personajes también fueron arrestados y luego puestos en libertad bajo fianza.

La periodista que perdió la vida en un ataque con carro bomba, había revelado que Black 17, una compañía domiciliada en Dubái había pagado dos millones de euros a Schembri y Mizzi. Tras su muerte su investigación fue retomada por otros periodistas que revelaron que Black 17 es propiedad de Fenech.

Al dar a conocer el inicio de la investigación sobre Fenech por las autoridades encargadas en Francia en el combate a la corrupción y a delitos ficales y financieros, el fiscal financiero dijo que esta investigación “será ejecutada en cercana cooperación con las autoridades de justicia maltesas encargadas con la investigación del homicidio”.

La crisis política de finales del año pasado en Malta llevó a la renuncia de Joseph Muscat como primer ministro. Fue sustituido por Robert Abela, también del Partido Laboral. Los malteses están pendientes de que este cambio de gobierno impulse la investigación del homicidio de la periodista y destape la red de corrupción que ella denunció durante su carrera periodística.

Más información france24.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de euronews.com