Aula con sillas vacías

 

Esta semana trascendió la información y videos en los que se muestran a estudiantes de una escuela privada en Dubái que supuestamente fueron encerrados en el gimnasio por las autoridades en espera de que sus padres fueran a buscarlos y a pagar las colegiaturas adeudadas.

Los estudiantes encerrados en el gimnasio empezaron a hablar a la policía, mientras que los que estaban afuera tomaron videos en los que exigían al personal administrativo del colegio liberar a sus compañeros. Estos videos luego fueron enviados a medios locales como gulfnews.com

La policía se presentó al lugar de los hechos para constatar qué estaba sucediendo, si los estudiantes estaban efectivamente encerrados o, como declaró el personal administrativo del colegio, podían entrar y salir del gimnasio con absoluta libertad.

La investigación del incidente fue referido a una oficina de gobierno llamada Knowledge and Human Development Authority, KHDA, (Autoridad de Conocimiento y Desarrollo Humano), para determinar si la actuación del colegio fue legal o no.

“El incidente está siendo investigado por la KHDA. La policía de Dubái también interrogó a los estudiantes, a sus padres y al colegio para establecer qué sucedió”, declaró un oficial de la policía dubaití.

La KHDA es una entidad con personalidad jurídica propia creada por el Decreto 30/2006. Es “responsable del crecimiento y calidad de la educación privada en Dubái. Apoyamos a las escuelas, universidades, padres, estudiantes, educadores, inversionistas y socios gubernamentales para crear un sector de educación de alta calidad enfocado en la felicidad y el bienestar”, según se lee en su sitio web. Es, en resumen, la entidad de gobierno encargada de supervisar la educación privada que se imparte, con el objetivo de elevar estándares de calidad y aumentar el número de escuelas y universidades privadas que funcionan en el emirato.

Este asunto generó muchas preguntas entre los padres de familia sobre lo que las escuelas pueden hacer para recibir el pago de colegiaturas atrasadas. A este respecto, Amal Belhasa, oficial ejecutivo en jefe de la Departamento de Políticas del KHDA respondió lo siguiente:

“Los colegios tienen el derecho de recibir colegiaturas a cambio de la educación que imparten. Sin embargo, con fundamento en las regulaciones, los colegios no tienen permitido evitar que los estudiantes completen su año académico o que presenten exámenes debido a colegiaturas vencidas. Los colegios pueden retener los resultados de los exámenes finales y cartas de transferencia hasta que las colegiaturas sean completamente pagadas según lo acordado entre las partes. Mientras que los padres usualmente están comprometidos en sus obligaciones financieras, aquellos que necesitan flexibilidad deben contactar al colegio y negociar un acuerdo respecto de un plan de pagos adecuado”.

Sobre el particular, la abogada Bindu Chettur, de la firma legal Mohammed Salman Advocates & Legal Consultants explicó lo siguiente:

“La recuperación de cuotas por parte de las escuelas es como la recuperación de cualquier monto de dinero que es adeudado, así que un colegio tiene todo el derecho de presentar al deudor ante los tribunales. Pero esto raramente se hace porque los montos involucrados en los casos individuales es pequeño. Pero los colegios pueden ser penalmente responsables cuando castigos corporales u otras medidas de restricción se toman en contra de los estudiantes. Tercero, cada niño tiene el derecho a la educación conforme con la Ley de Derechos de los Niños y un padre puede ser responsabilizado si se establece cualquier forma de negligencia de su parte”.

Como declaró un administrativo escolar, para los colegios los adeudos de colegiaturas es un problema muy grande con el que tienen que lidiar todo el año escolar, pero tener como rehenes a los estudiantes definitivamente no es opción.

Más información gulfnews.com / khda.gov.ae

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It