Reloj

 

La Corte de Distrito del Suroeste de Finlandia falló esta semana a favor de un trabajador estableciendo que la ampliación de horas de trabajo no se puede establecer por el pacto de competitividad firmado con el gobierno en 2016.

El mencionado pacto de competitividad fue el resultado de una política del entonces primer ministro Juha Sipilä para supuestamente aumentar la competitividad de las empresas finlandesas frente a las empresas internacionales al reducir los costos laborales. Según este pacto, los sindicatos que firmaron se comprometieron, entre otras cosas, a aumentar 24 horas de trabajo al año, lo que quedó integrado a los contratos colectivos de trabajo en varios sectores. A cambio el gobierno promovió un esquema de recortes de impuestos.

El aumento de las horas laborales ha sido llevado a los tribunales en por lo menos dos ocasiones. En noviembre de 2019 la Corte de Distrito de Uusimaa falló que el pacto de competitividad no puede ser la base para extender las horas de trabajo semanales establecidas en el contrato individual de trabajo del trabajador que presentó la controversia.

En este caso, la Corte ordenó al patrón a pagar una compensación al empleado por los 30 minutos de tiempo extra, además de pagarle los gastos legales en que incurrió que fueron de casi 25,000 euros.

Conocida esta decisión, la Unión de Ingenieros Profesionales explicó que la decisión, que fue tomada por unanimidad, está basada en la llamada regla de lo más favorable según la cual un contrato colectivo de trabajo no puede contener términos y condiciones menos favorables que un contrato individual de trabajo.

Esta semana, la Corte de Distrito del Suroeste falla de forma semejante lo que significa que los contratos individuales de trabajo no pueden ser modificados por el pacto de competitividad.

Este pacto de competitividad fue negociado durante un año por el entonces gobierno que aseguraba que era un esquema necesario para igualar los costos de la mano de obra a Suecia y a Alemania. Así, en el sector privado se aumentaron 24 horas de trabajo al año sin pago de tiempo extra y en el sector público los funcionarios vieron reducido en un 30 por ciento su pago por vacaciones.

Este pacto de competitividad fue criticado por el partido Alianza de Izquierda por debilitar los derechos de los trabajadores.

Ahora que los sindicatos que firmaron el pacto están renegociando sus contratos colectivos de trabajo, están buscando eliminar las 24 horas de trabajo adicionales sin pago. Lo anterior porque durante el tiempo que ha estado vigente ha presentado numerosos problemas al interior de los sindicatos y uniones de trabajadores.

De esta forma, esta semana se anunció que unos 50,000 trabajadores del sector de servicios irían a la huelga debido a que “los patrones no tienen la voluntad de hablar, entre otras cosas, de las horas de competitividad”, declaró a los medios Annika Rönni-Sällinen, presidente de la Unión de Servicios Unidos, PAM.

Más información yle.com / helsinkitimes.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net