Persona rastafari

 

Desde el pasado 14 de enero es inconstitucional negar el derecho a la educación a los estudiantes rastafari que lleven el estilo de cabello tradicional que en español conocemos como rastas (dreadlocks).

No ha sido sino hasta este año que, tras una dura pelea dada por un padre rastafari, el Tribunal Superior de Malawi ha reconocido el Movimiento Rastafari como una religión y como uno de sus símbolos son las rastas, queda prohibido discriminar a cualquier persona por este estilo de cabello.

Hasta el 14 de enero, las escuelas de Malawi, modeladas según el sistema educativo británico, prohibían a sus estudiantes el uso de un peinado o corte de cabello diferentes del “tipo escolar”, con lo que las rastas estaban prohibidas de tal forma que los niños rastafari no tenían acceso a la educación.

Este es el caso de Ishmael, ahora de 18 años, hijo de Ali Mcroy Nansolo, de 45 años, quien durante años pidió a las autoridades de su país que permitieran a su hijo la asistencia a la escuela usando las rastas.

“Ellos solían decir: ‘tú, niño rasta, vete. No hay clases para ti hasta que te cortes las rastas’”, recuerda haber escuchado Ishmael.

Ali Mcroy Nansolo, modista y actor de medio tiempo, después de haber escrito cartas a funcionarios y de haber ida a la capital Lilongwe para entrevistarse con ellos y recibir respuestas del tipo “no podemos hacer nada”, encontró finalmente a unos abogados dispuestos a llevar su petición a los tribunales.

En 2017 recibieron una sentencia favorable que permitía a Ishmael acudir a la escuela con su cabello con rastas, pero ya era muy tarde para él, por lo que Nansolo decidió seguir su lucha para que todos los rastafaris pudieran tener acceso a la educación.

Resultado de esta tenacidad, el pasado 14 de enero el Tribunal Superior de Malawi falló a su favor y ya no se puede discriminar a ninguna persona por usar su cabello en rastas.

“Nuestra Constitución es clara, otorga el derecho a la educación a todos… sin discriminación”, declaró Nansolo sobre esta decisión.

Gracias a esta decisión, en la ciudad de Blantyre, Makeda, una niña de ocho años, pudo regresar a la escuela después de que le habían prohibido el ingreso a los cinco años cuando le empezaron a crecer sus rastas.

“Después de una larga discusión, le han permitido regresar a clases”, declaró a Reuters Ras Wisdom Mbewe, padre de Makeda.

El Rastafari es una religión que se desarrolló en Jamaica en la década de los años 30. Para los rastafari, Haile Selassie, quien fue emperador de Etiopía de 1930 a 1974, es el Mesías del que habla la Biblia, al ser descendiente de la dinastía de Salomón.

Varios signos son distintivos de esta religión y movimiento social, entre ellos la música, el uso de la marihuana con fines espirituales y el uso del cabello en lo que en español conocemos como rastas, aunque no necesariamente todos los rastafaris las usan.

Pese a que la religión nació en Jamaica, ha llegado a África donde se pueden encontrar seguidores en varios países, quienes han abrazado esta religión por amor a la música y con la esperanza de la liberación final de África.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net