Cuchillo

 

En el Reino Unido, el Tribunal Superior rechazó la solicitud de extender el anonimato de un joven de 18 años que siendo adolescente quedó imputado y luego absuelto de haber mentido a la policía respecto del homicidio de otro adolescente de nombre Yousef Makki.

Por haber sido menores de edad cuando ocurrió el homicidio, los dos imputados fueron conocidos como Boy A y Boy B gracias a una orden para resguardar sus identidades del público en general.

En octubre de 2019 un juez ordenó el levantamiento del anonimato del autor material del homicidio, un joven de 18 años de nombre Joshua Molnar, quien durante el procedimiento fue conocido como Boy A. Molnar fue absuelto del homicidio cuando el jurado concluyó que había actuado en defensa personal, pero fue sentenciado a ocho meses por la posesión de un cuchillo y por haber pervertido el curso de la justicia al haber mentido a los investigadores.

El anonimato de Boy B terminaba automáticamente al cumplir 18 años, lo que sucedió la semana pasada. Sin embargo, este joven, por medio de su abogado, pidió al tribunal que se extendiera este anonimato hasta que concluyera sus estudios en noviembre 2021.

La petición fue negada por la juez Steyn, quien dijo que levantar el anonimato es en “interés público de una justicia abierta”.

Boy B, quien pese a la decisión no puede ser nombrado porque está corriendo el término para presentar una apelación, fue absuelto del cargo de haber pervertido el curso de la justicia al haber mentido a la policía, pero se impuso una detención de cuatro meses tras haber aceptado la posesión de un cuchillo.

“El factor agravante más significativo fue que (Boy B) compró el cuchillo con el que Yousef fue asesinado”, escribió la juez Steyn en su decisión, añadiendo que “la perspectiva de ser nombrado en los tribunales, con su consecuente desgracia, es un poderoso disuasor” para otros. Lo anterior porque en el Reino Unido existe un muy grave problema de homicidio de niños y jóvenes con arma blanca, ocurridos en pleitos y enfrentamientos callejeros.

Si bien respecto de la muerte de Yousef Makki, de 17 años, no hay culpables porque se trató de una fatal riña en donde ambos tuvieron responsabilidad, la policía de Cheshire, donde ocurrieron los hechos, está siendo investigada por su respuesta a situaciones similares a las que ocurrieron con la muerte de este adolescente.

“Confiamos que ahora ellos conducirán una investigación detallada e independiente respecto de lo sucedido”, declaró la familia de Yousef Makki.

Dependiendo de la presentación de la apelación y, en su caso, del resultado de esta, se podría conocer el nombre de Boy B, el otro joven involucrado en tan lamentables hechos.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de Pixabay