Interior Royal Opera House

 

Un abogado británico fue encontrado culpable de haber usado “fuerza excesiva” al agredir a un diseñador durante una función en el Royal Opera House, y se le ordenó pagar 500 libras esterlinas a su víctima.

Los hechos ocurrieron el 7 de octubre de 2018, cuando durante una presentación de una ópera de Wagner en el teatro de Covent Graden, en Londres, el abogado Matthew Feargrieve, de 43 años, golpeó a Ulrich Engler.

El incidente fue provocado cuando Ulrich Engler brincó de asiento de una fila posterior a donde estaban sentados el abogado Feargrieve y su pareja, Catherine Chandler. Según el diseñador, antes de cambiar de asiento preguntó a Catherine Chandler si el asiento estaba ocupado y si ella lo había adquirido. Cuando ella respondió negativamente a las dos preguntas, saltó la fila de asientos, moviendo el abrigo de ella de la silla que quería ocupar. El abrigo lo puso sobre el regazo de su propietaria.

El abogado Feargrieve percibió la situación como una agresión a su pareja, pues a su juicio Engler aventó descortésmente el abrigo y por eso lo golpeó unos diez minutos después de haber iniciado la presentación.

Por agresión, el caso fue llevado a tribunales y el pasado mes de diciembre se verificó un día de audiencia ante el juez John Zani del tribunal de magistrados de Westminster, cuando las partes expusieron sus puntos de vista sobre el incidente.

Al dictar sentencia esta semana, el juez Zani falló en contra del abogado por la agresión encontrando que hizo un uso excesivo de fuerza. “En realidad, usted no debió haberse comportado de la forma en que lo hizo”, le dijo al abogado. “En mi opinión usted perdió los estribos. Fue excesivo”.

Ulrich Engler dijo al tribunal que el golpe que recibió le dejó una lesión del lado izquierdo y que después del ataque fue diagnosticado con desorden de estrés postraumático y que la agresión afectó su capacidad como diseñador.

Tomando todo lo anterior en consideración, el juez Zani impuso al abogado Matthew Feargrieve una multa de 900 libras esterlinas por el delito de agresión y le ordenó pagar 775 libras esterlinas por costos judiciales y compensar a su víctima con 500 libras esterlinas más 90 libras esterlinas de recargo por víctima, una sanción prevista en el sistema legal de Inglaterra y Gales aplicada a quienes han sido condenados por algún delito.

Definitivamente, el diseñador se comportó groseramente brincando asientos como un niño descontrolado, pero ni aun frente a semejante falta de educación una persona cultivada debe perder los estribos.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen playbill.com