Forma de religiones en donde se marca judío

 

Una mujer transgénero que creció en la comunidad judía jaredí o ultra ortodoxa, desechó esta semana su petición para poder ver a sus cinco hijos por considerar que sería emocionalmente perjudicial para los menores.

Se trata de una mujer transgénero que abandonó la comunidad judía en que creció y fue educada en Mánchester, Inglaterra, en 2015, año desde el cual no ha visto a sus hijos.

Para ver a sus hijos, presentó una solicitud ante un tribunal familiar de Mánchester, en donde la madre de los niños presentó oposición por considerar que sus hijos podrían ser condenados al ostracismo en la comunidad si tuvieran contacto con la persona a quien conocieron como padre.

El Tribunal familiar falló en contra del progenitor transgénero para ver a sus hijos que en ese entonces tenían edades entre 3 y 13 años, coincidiendo con la madre de que el tener contacto podría ser en detrimento de las relaciones de los menores en la comunidad jaredí. Contacto indirecto como tarjetas de cumpleaños fue autorizado.

Esta decisión fue confirmada por el Tribunal Superior de Londres, por lo que el progenitor transgénero apeló. La Corte de Apelaciones revirtió el fallo, y aunque no ordenó el contacto, regresó al Tribunal Superior el caso para que lo analizara un juez diferente.

La Corte de Apelaciones consideró que "el mejor interés de estos niños, considerado a mediano y largo plazo, es tener más contacto con su padre si eso se puede lograr".

“Tan fuertes son los intereses de los niños a los ojos de la ley que los tribunales deben, con respecto al juez que conoce, perseverar. Como dice la ley en otros contextos, ‘nunca digas nunca’. Reiterando, las puertas no deberían cerrarse en esta etapa temprana de sus vidas", estableció la Corte.

Esta decisión fue importante porque al resolver, la Corte de Apelaciones tuvo que tomar en consideración hasta donde puede llegar a la protección a la libertad de creencias a una comunidad religiosa que practica el ostracismo hacia las personas que no siguen sus estrictas prácticas, además de si la exclusión de los niños por tener un progenitor transgénero equivale a discriminación.

La peticionaria, sin embargo, decidió no seguir litigando su caso considerando que es en el mejor interés de sus hijos. Así lo hizo saber el juez Hayden quien escuchó en audiencia privada a las partes el pasado lunes. Si bien dijo que no se podían dar a conocer detalles sobre el caso por razones de privacidad, la familia había sido muy “valiente” y que esperaba que en el futuro pudieran llegar a un acuerdo. Dio a conocer la noticia porque es en interés del público general saber que el litigio ha terminado.

Más información thejc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net