El oso Chucho

 

El día de hoy vence el término para que la Corte Constitucional de Colombia tome una decisión en el caso del oso andino Chucho, sobre el hábeas corpus (amparo) que la Corte Suprema decretó a favor del animal, pero que quedó sin efectos por la impugnación del Zoológico de Barranquilla.

En el alto tribunal, encargado de velar por la integridad y supremacía de la Constitución colombiana, la magistrada ponente Diana Fajardo, ha elaborado un proyecto en el que estaría dando la razón al hábeas corpus, lo que llevaría a buscar un lugar adecuado para el oso andino de 25 años y que establecería que los animales son sujetos de derecho, como los seres humanos, y no seres sintientes, como lo determina la legislación actual.

En el proyecto se ordena la conformación de un comité que busque en tres meses un lugar para Chucho, donde sea "libre" pero también esté bajo el cuidado humano, y se dispondría la protección del oso andino, desde 2017 declarada especie vulnerable.

El hábeas corpus, interpuesto en 2017 por el abogado Luis Gómez, fue aceptado por la Corte Suprema para que el oso saliera del cautiverio del zoológico hacia una reserva de semicautiverio en Manizales. Sin embargo, el Zoológico de Barranquilla interpuso una apelación, fallada a favor por la misma Corte Suprema, señalando que habían acogido al oso porque estaba mal cuidado antes en esa misma reserva, a la que llegó en 1998 a sus cuatro años, y agregando que aún los animales en el país no son sujetos de derecho.

En enero, el tribunal constitucional atrajo el caso para revisarlo y dispuso realizar, en medio de un hecho sin precedentes en el país, una audiencia pública en agosto pasado en torno al futuro del oso.

Casi todos los expertos que intervinieron en la audiencia pública estuvieron de acuerdo con que el oso andino permaneciera en el Zoológico de Barranquilla, ya que si se traslada hasta la Reserva de Río Blanco, en Manizales, su vida corre peligro.

Es el caso de Adriana Reyes, bióloga de la Universidad del Magdalena y experta en osos andinos, quien advirtió: "El Oso Chucho necesita ser cuidado constantemente. (...) Pensemos mejor en los osos que están listos para liberación y que pueden sobrevivir en el bosque. (...) En Colombia hay entre 9 mil y 13 mil osos andinos".

Entre tanto, el director de The Nonhuman Rights Project, Steven Wise, dijo que el derecho internacional ha establecido que los seres humanos no son los únicos sujetos de derechos y señaló que la Corte Suprema de la India reconoció a todos los animales de ese país como "personas" en 2014.

Por su parte, el abogado del oso expuso ante los magistrados: "La figura del hábeas corpus ha favorecido a un chimpancé y a una orangután en Brasil y Argentina. (...) El Zoológico dice que los animales no son sujetos sino objetos de derecho. (...) Pero la Organización Mundial de la Sanidad Animal dice que los animales tienen derechos y hay un consenso ético sobre el bienestar animal. Colombia tiene un marco normativo que nos permite señalar que los animales tienen derechos".

Por su parte, Carlos Mendoza, representante del Zoológico de Barranquilla, aseguró que "en la normativa del país no se encuentra expreso que los animales sean sujetos de derecho. (...) A los animales se les identifica como seres sintientes, y a los zoológicos se les reconoce la capacidad para brindar cuidado y bienestar a los animales. (...) No caemos en un discurso simplista y peligroso de equiparar los derechos de los humanos con los animales (...). Estamos intentando ser solidarios corriendo el riesgo de hacer daño a los animales".

Para que el proyecto sea aprobado, se requiere el voto de cinco de los nueve ministros de la Corte.

Más información elheraldo.co

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net