Personas con armas

 

Miles de personas se manifestaron ayer a favor de la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos frente al Capitolio del estado de Virginia en donde se discutirá una iniciativa de ley que establece límites al derecho a poseer y portar armas.

Las autoridades estatales declararon estado de emergencia y la prohibición de armas en los alrededores del Capitolio, estableciendo una estricta vigilancia, ya que los manifestantes portaban cualquier tipo de arma, incluidos rifles de asalto y fusiles Barret calibre 50, y temían que los grupos extremistas desataran la violencia.

El evento fue organizado por Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia (VCDL por sus siglas en inglés) para manifestarse en contra de un paquete legislativo que busca establecer límites a la posesión y portación de armas.

El paquete legislativo propone prohibir las armas de asalto, los silenciadores, los cargadores de alta capacidad y otras "armas peligrosas". Asimismo, se requeriría la verificación de antecedentes en todas las transacciones relacionadas con armas de fuego, no se permitiría la compra de más de un arma de fuego por mes, ordenaría que las armas perdidas o robadas sean reportadas a las autoridades dentro de un día.

Además, permitiría que la policía "separe temporalmente a una persona de las armas de fuego si la persona exhibe un comportamiento peligroso que presenta una amenaza inmediata para sí mismo o para otros" y que las personas con órdenes de restricción tengan en su posesión armas

Finalmente, endurece el castigo por permitir el acceso de un arma de fuego cargada, "no segura" a alguien de 18 años o menos.

Para los defensores de la Segunda Enmienda, estas medidas son una violación a la Constitución estadunidense, que establece que "el derecho de las personas a tener y portar armas, no debe infringirse".

La Segunda Enmienda a la Constitución de Estados Unidos, también conocida como Enmienda II, fue establecida el 15 de diciembre de 1791, tan solo 15 años después de la Independencia de ese país, en un contexto que se caracterizaba por la inestabilidad económica y lucha por los territorios, ante la falta de un marco legal, la Segunda Enmienda proporcionaba a los ciudadanos la facultad de defenderse por mano propia. El texto dice: “Siendo necesaria una milicia bien organizada para la seguridad de un Estado libre, el derecho del Pueblo a poseer y portar armas no será infringido”.

La Suprema Corte de los Estados Unidos ha establecido en numerosas ocasiones que el derecho a portar armas es un derecho individual que tienen todos los estadounidenses, pero también ha declarado que el derecho no es ilimitado y que no prohíbe la regulación de la producción y compra de armas de fuego o de dispositivos similares.

Más información wtop.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It