Minería

 

El gobierno de Tanzania enfrenta una segunda notificación de inicio de procedimiento arbitral con empresas mineras por la licencia de retención de explotación minera. La primera fue presentada por una firma canadiense y la segunda por una empresa con participación británica y ambas empresas acusan al gobierno de incumplir obligaciones con los inversionistas.

La disputa radica en reformas que el legislativo de Tanzania efectuó hace tres años a la Ley Minera de 2010 en las que, entre otras cosas, derogó la clasificación de Licencia de Retención sin reemplazarla con otra clasificación.

Una Licencia de Retención es un título de posesión sobre un recurso mineral que ha sido identificado, pero que, debido a circunstancias existentes, no puede ser explorado o explotado sino hasta después. Una licencia de este tipo concede más tiempo a su propietario para planificar el desarrollo del recurso y obtener financiamiento.

En los casos de las mineras que se inconforman, el gobierno de Tanzania ha recuperado la licencia y ordenado una nueva licitación para la explotación de los minerales en la que, sin embargo, no incluyó como requisito que la empresa ganadora de la licitación compense los gastos en que la actual licenciataria ha incurrido en la exploración de los recursos.

La primera empresa en haber notificado al presidente de Tanzania, al Procurador General y al Ministro de Minería del próximo inicio de proceso fue la canadiense Winshear Gold Corporation, seguida un día después por la británica Indiana Resources Limited, accionista de Ntaka Hill Holdings Ltd, NNHL, propietaria de un proyecto localizado en el Distrito Nachingwea District, en la Región Lindi.

La notificación abre un periodo de seis meses para tratar de resolver la disputa. “El Aviso de intención es necesario para resguardar los derechos de la compañía de iniciar un arbitraje si no se llega a una solución con el gobierno de Tanzania”, declara la empresa Indiana Resources Limited. “Indiana confirma que está tomando todas las medidas necesarias para preservar sus derechos como accionista de NNHL”.

La presidente de Indiana, Bronwyn Barnes, declaró a los medios que durante los pasados 18 años la empresa y sus socios han colaborado con el gobierno de Tanzania en el desarrollo del Proyecto Ntaka, habiendo invertido hasta la fecha más de 60 millones de dólares australianos para definir el recurso actual y preparar planes y estudios de desarrollo.

La empresa británica fundamenta su reclamo en incumplimiento de acuerdo de inversiones: “Tanzania ha incumplido las obligaciones que debe a sus inversionistas bajo el Acuerdo entre el gobierno del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y el gobierno de la República Unida de Tanzania, para la promoción y protección de inversiones y las leyes internacionales”.

Sobre estas inconformidades, el presidente de la Comisión de Minerales de Tanzania, Shukrani Manya, declaró a medios de su país que las dependencias de gobierno ya se encuentran analizando y trabajando sobre el particular.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net