Visine extra

 

El jueves de la semana pasada, una enfermera retirada de Carolina del Sur, Estados Unidos, fue sentenciada a 25 años de prisión por el homicidio de su esposo envenenándolo con gotas para los ojos en el agua para beber.

Se trata de Lana Sue Clayton, de 53 años, sentenciada a prisión por el juez Paul Burch de la Corte de Circuito de Carolina del Sur. La víctima es Steven Clayton, quien al momento de fallecer tenía 64 años, y a quien Lana Sue acusa de abuso y maltrato.

Inicialmente la muerte se clasificó como natural, pero tras la autopsia de ley se reveló un alto porcentaje de tetrahidrozolina, sustancia que se encuentra en las gotas para los ojos y que se vende bajo marcas comerciales como Eye-Sine, Geneye, Murine Tears Plus, Tyzine o Visine Original y Advanced Relief.

Lana Sue Clayton fue detenida en agosto de 2018 e imputada por el homicidio de Steven Clayton.

Durante la audiencia en la que se dictó sentencia, la acusada aceptó haber usado gotas para los ojos para envenenar a su esposo. “Impulsivamente puse Visine en la bebida de Steven y lo hice con la intención de que se sintiera enfermo e incómodo. Estaba molesta por el abuso y solo quería que me dejara en paz.

“Nunca pensé que lo fuera a matar”, dijo.

Declaró que la idea de usar gotas para los ojos la tomó de películas y programas de televisión porque son inodoras, incoloras y sin sabor, pero que no creía que lo fueran a matar, sino solo a causarle diarrea, lo que, sin embargo, no es un síntoma de envenenamiento por tetrahidrozolina.

En su contra la fiscalía presentó un incidente ocurrido en 2016 cuando ella disparó a su esposo en la cabeza con una ballesta, incidente que clasificado como un accidente y no tentativa de homicidio.

En su defensa, Lana Sue argumentó años de abuso y malos tratos, pero la acusación puso en entredicho estas aseveraciones al señalar que ella se deshizo del teléfono celular de él para que no pudiera pedir ayuda cuando estaba intoxicado y quemó el testamento una vez ocurrida la muerte.

Al dictar sentencia, el juez Paul Burch dijo: “De muchos de los casos de homicidio de los que me he ocupado, este probablemente se lleva la palma como el más extraño”.

En gotas para los ojos y algunos aerosoles nasales está presente la tetrahidrozolina, una sustancia que en caso de ingesta es sumamente tóxica y que unas cuantas gotas pueden provocar efectos muy graves en niños pequeños. Frente a una intoxicación de este tipo la recomendación es a llamar inmediatamente a los servicios de emergencia y no tratar de provocar el vómito.

Como este caso lo demuestra, rastros de la sustancia son encontradas cuando se realizan los análisis forenses de los cadáveres.

Más información gulfnews.com / medilineplus.gov

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen sanborns.com