Nóra Quoirin

 

Los padres de Nóra Quoirin, una adolescente irlandesa de 15 años que estuvo perdida en la selva en Malasia durante 10 días, están solicitando a la fiscalía malaya que no cierre el caso y siga investigando su muerte.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de agosto, cuando la jovencita que padecía holoprosencefalia, una malformación cerebral compleja, despareció durante la noche de la habitación del hotel en que estaba hospedaba con sus hermanos y padres Sebastien y Meabh Quoirin en el complejo turístico de Dusun en Malasia. Diez días después, tras una intensa búsqueda, su cuerpo fue encontrado a 2.5 kilómetros del hotel. Una examinación post mortem determinó en principio que la joven falleció por una hemorragia gastrointestinal y de una úlcera, posiblemente derivados del largo periodo de ayuno y del estrés. Los resultados finales de toxicología y otros no han sido dados a conocer todavía.

Si bien quedan muchas preguntas por resolver como las razones por las que la joven se aventuró en la selva, si lo hizo sola o acompañada, las autoridades de Malasia clasificaron el caso como sin medidas ulteriores, lo que prácticamente cierra la investigación.

“No podemos creer, ni entender las razones por las que una economía moderna clasificaría un caso tan desgarrador como misterioso como sin medidas ulteriores sin efectuar un proceso completo y la negativa total a comunicarse con nosotros es insultante e insondable", declararon los padres de Nóra en un comunicado de prensa.

“La decisión de la AGC (Fiscalía General de Malasia) evita que se haga justicia.

 “Como lo hemos señalado desde el inicio de este caso, es crucial entender cómo Nóra fue encontrada donde estaba.

“Al ser una niña vulnerable, con significativos impedimentos mentales y físicos, decididamente refutamos cualquier conclusión de que Nóra estuvo sola todo el tiempo de su desaparición.

“Repetidamente hemos pedido a la policía que aclare nuestras preguntas a este respecto, y repetidamente hemos sido ignorados.

“Esto contrasta marcadamente con la promesa de transparencia que recibimos del viceprimer ministro y de otros funcionarios prominentes que conocimos en Malasia", se lee en el comunicado.

El mes pasado, Sebastien y Meabh Quoirin pidieron al Departamento Irlandés de Asuntos Exteriores asistencia en su búsqueda de respuestas por la muerte de su hija. Al respecto, un vocero de esta entidad de gobierno respondió: “El Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio continúa prestando asistencia consular continua en este caso. De conformidad con la política del departamento, no haremos más comentarios”.

Paralelamente a esta petición a la fiscalía, los padres de Nora presentaron a principios de enero una demanda civil en contra del hotel en que se hospedaron por no haber mantenido las instalaciones suficientemente seguras.

En esta demanda, presentada por el abogado Sankara N Nair y asociados en el Tribunal de Seremban, capital del estado de Negeri Sembilan en Malasia, los Quoirin piden un resarcimiento por daños de 40,000 euros de Helen Marion Todd, operadora del resort en que se hospedaron en Dusun.

En esta demanda civil, los padres establecen que la desaparición y muerte de su hija “fueron causados directamente por la negligencia y/o la imprudencia del acusado, tanto por acto o conducta como por omisión".

Esta demanda se presenta después de la negativa de la demandada a resarcir por daños a la familia, como fue solicitado por los abogados de los Quoirin en octubre de 2019.

Más información irishtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen irishtimes.com