Inundaciones de Houston de 2017

 

Un juez de la Corte Federal de Reclamaciones de los Estados Unidos concluyó esta semana que el gobierno federal es parcialmente responsable de las inundaciones que sufrieron los vecinos de dos reservas en Houston, Texas, por el huracán Harvey de 2017 y que deben ser indemnizados.

La reclamación fue presentada por trece propietarios en representación de varios cientos de propietarios que han presentado demanda en contra del gobierno federal. Ellos son propietarios en las reservas de Addicks y Barker, al oeste de Houston, las cuales fueron construidas hace décadas con la finalidad de proteger el centro de la ciudad de posibles inundaciones. Durante décadas los terrenos cercanos a la reserva de Barker, construida en 1940, estuvieron sin ser usadas hasta la década de 1980 en que hubo un gran desarrollo inmobiliario.

Aunque el gobierno sabía que estas zonas corrían el riesgo de inundarse, los propietarios lo desconocían y el juez que revisó este asunto concluyó que no se podría haber esperado razonablemente que lo supieran.

En su decisión de 46 páginas, el juez Charles Lettow de la Corte Federal de los Estados Unidos de Reclamaciones en Washington, D.C., autoriza a los propietarios a buscar indemnización del gobierno federal por los daños que las inundaciones ocasionaron en sus propiedades. La Corte de Reclamaciones tiene jurisdicción para revisar las peticiones de indemnización por responsabilidad patrimonial del gobierno federal.

En la decisión, el juez Lettow concluye que como el gobierno federal sabía que existía el riesgo de inundación, las inundaciones ocurridas equivalen a una “toma” o requisa de la propiedad privada de los ciudadanos quienes ahora tienen derecho de pedir una indemnización a la agencia federal United States Army Corps of Engineers que pertenece al Departamento de la Defensa y cuya tarea principal es supervisar lo relativo a presas, canales y protección contra inundaciones.

La petición de esta indemnización se fundamenta en la Quinta Enmienda que establece en su parte final que no “se ocupará [la] propiedad privada para uso público sin una justa indemnización.”

Durante el juicio que se verificó durante diez días el pasado mes de mayo, el gobierno argumentó en su defensa que Harvey fue una tormenta sin precedentes que hacía inevitables las inundaciones.

"La tormenta tropical Harvey fue una tormenta récord", escribió el juez. “Pero la evidencia muestra marcadamente que los estanques de este tamaño y la inundación concomitante de propiedad privada eran, como mínimo, objetivamente previsibles. Por lo tanto, la magnitud de Harvey no exculpa al gobierno de la responsabilidad por sus acciones".

Sobre la decisión, el abogado de los residentes y propietarios de negocios de las zonas afectadas, Daniel Charest, declaró: “El gobierno fue responsable de crear una emergencia y estos ciudadanos fueron las víctimas inocentes de esas decisiones calculadas”. En declaraciones a The Associated Press agregó que “buscaremos impulsar el caso en la fase de daños y obtener justicia para las víctimas de la inundación”.

El huracán Harvey, ocurrido en agosto de 2017, produjo fuertes lluvias durante cuatro días en el área de Houston, Texas, dejando más de 150,000 propiedades zonas severamente inundadas.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen institutodeestrategia.com