Jens Söring

 

El pasado jueves llegó a Frankfurt, Alemania, Jens Söring, un hombre que pasó más de 30 años en una cárcel en Estados Unidos sentenciado por el homicidio de los padres de su entonces novia, pero de quien actualmente varios presumen su inocencia.

En 1985, año en que ocurrieron los homicidios, el padre de Jens Söring estaba en los Estados Unidos como embajador de Alemania por lo que su familia mudó su residencia a ese país. Ahí conoció a Elizabeth Haysom, de nacionalidad canadiense, con quien inició una relación sentimental.

Cuando Söring tenía 18 años, los padres de Elizabeth, Nancy y Derek Haysom, fueron encontrados muertos en su casa en Lynchburg, Virginia. Los cadáveres tenían varias heridas de arma blanca y, según reportes, estaban casi decapitados.

Inicialmente la pareja de novios no fue responsabilizada de los homicidios, pero cuando en 1986 huyeron del país levantaron sospechas. Finalmente fueron detenidos en Londres, Inglaterra, y llevados de regreso a los Estados Unidos.

Jens Söring se declaró culpable de los homicidios, aunque luego retiró esta confesión diciendo que la había hecho para proteger a Elizabeth Haysom creyendo que la inmunidad diplomática que su padre tenía le era extensiva. Pese a la retractación de la confesión, fue sentenciado a dos cadenas perpetuas por los homicidios, mientras que Elizabeth Haysom, actualmente de 55 años, fue condenada a dos sentencias de 45 años a servirse consecutivamente. Durante el juicio ella declaró haber manipulado a Jens Söring para matar a sus padres. Ella fue encontrada culpable de cómplice en los homicidios.

Durante los largos años que Söring pasó en prisión negó su culpabilidad y pruebas de ADN recientes parecen indicar que él no estuvo presente en la escena del delito. Esta opinión fue confirmada por un alguacil que en 2017 investigó nuevamente los delitos. Pese a lo anterior y a los esfuerzos del gobierno alemán para lograr su liberación, esta fue negada por las autoridades judiciales.

Este año, la junta de libertad condicional del estado de Virginia concedió a Söring y a Heysom la libertad anticipada. “La junta de libertad condicional ha determinado que la liberación de Jens Söring y Elizabeth Haysom ... es apropiada por su juventud al momento de los delitos, su adaptación institucional y la longitud de su encarcelación”, declaró en un comunicado Adrianne Bennett, presidente de la junta.

A los reclamos de que es una decisión insensible respecto de los familiares de la víctima, la junta respondió que los sentenciados ya no representan un riesgo y que su liberación y expulsión son “un enorme costo beneficio para los contribuyentes de la Mancomunidad de Virginia”.

Se trata de una expulsión porque siendo extranjeros se dictó la deportación. Así, una vez que salieron de la prisión fueron puestos a disposición de las autoridades migratorias. Al haber sido deportados tienen prohibido el reingreso a los Estados Unidos.

Sobre estas liberaciones, el gobernador de Virginia, Ralph Norman, declaró que ellos no han sido perdonados por los delitos.

Jens Söring, de 53 años, regresó este martes a Frankfurt después de más de 30 años de ausencia de Alemania. Al llegar al aeropuerto declaró: “Este es el día más hermoso de mi vida. Estoy muy feliz y me siento agradecido”.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen dw.com