Letrero de lenguaje

 

La tarde de este jueves dio inicio en la Real Academia Española, RAE, el debate sobre el lenguaje usado en la Constitución española y si es inclusivo o si la máxima ley debe ser reformada para posiblemente incluir en el artículo 2º que declara que la nación española es la "patria común e indivisible de todos los españoles", a las españolas.

La petición a la RAE de revisar la Constitución española en cuanto al lenguaje inclusivo fue realizada por el presidente Pedro Sánchez cuando tomó posesión del cargo por primera vez en julio de 2018, siendo hasta ahora que el pleno de la RAE ha decidido ponerse en el asunto. Así, el inicio del debate en la sesión de esta semana fue anunciado por el actual director de la institución, el abogado Santiago Muñoz Machado.

Los académicos de la RAE cuentan con como base para debatir el tema con el borrador, titulado Lenguaje inclusivo y Constitución, realizado por Paz Battaner, Inés Fernández-Ordóñez, Pedro Álvarez de Miranda e Ignacio Bosque. La inclusión en este trabajo de Ignacio del Bosque fue importante porque en 2012 elaboró un informe sobre el lenguaje inclusivo, fijando la posición de la RAE en lo que se conoce como la doctrina Bosque que, en pocas palabras, sostiene que en la lengua española el masculino es el género inclusivo y que, por lo tanto, cuando se dice “todos los españoles” también están incluidas las españolas.

El documento, del cual no se tiene mucha información, consta de unas 30 páginas, pero, conforme con declaraciones de Santiago Muñoz Machado, propiciará un “denso y extenso” debate sobre el tema que continuará hasta que haya un consenso, lo que significa que, probablemente, la decisión se tomará hasta el próximo mes de enero porque a la RAE solo le queda una sesión más este año. El académico adelantó, sin embargo, que el informe “no supondrá grandes cambios ni sorpresas”.

Del informe sobre el que se abre el debate se sabe que se ha recomendado que en los artículos referentes a la corona se opte por rey o reina y príncipe o princesa. De aceptarse este cambio, se abriría un largo proceso legislativo que empezaría por el debate en ambas cámaras del Congreso con la aceptación de las dos terceras partes de los integrantes de cada cámara, para después disolver las cámaras ya que corresponde a nuevos integrantes del poder legislativo aprobar las reformas, igual por las dos terceras partes de sus integrantes, para luego someterla a referéndum.

Independientemente de lo que corresponde al proceso de reforma de la Constitución, Santiago Muñoz Machado, experto en Derecho Administrativo y Constitucional, advirtió que los académicos de la RAE no se pronunciarán sobre el lenguaje inclusivo, “sino de cómo está redactada la Constitución”.

“Nosotros no hacemos política lingüística, sino que explicamos cómo se usa el lenguaje”, aseguró el académico.

Sin duda, sus conclusiones serán interesantes y tendrán impacto no solo respecto de la Constitución española sino del uso lenguaje en general, aunque no es de esperarse que su decisión ponga el punto final a una discusión que, tratándose del movimiento feminista, implica mucho más que la lingüística e involucra aspectos sociales muy importantes.

Más información elpais.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net