Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 1288
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Crecer no es fácil. Sobretodo cuando se deja de ser un adolescente con todo el tiempo del mundo para jugar en línea Star Wars o World of Warcraft y se tienen que dedicar al menos ocho diarias a un empleo y por lo menos dos más a la familia.

 

Claro que crecer no significa dejar de jugar. Lo malo es que ya no se pueden pelear tantas batallas y ganar “oro virtual” para seguir comprando armas y personajes que hacen más divertida la acción.

 

Pero como el mundo da para todos, no hay porque preocuparse ya que ahora se puede contratar a otros para que peleen estas batallas y así ganen los puntos que se necesitan para que esa hora semanal que se le puede dedicar al juego sea lo más divertida posible.

 

¿De dónde salen estos modernos prestadores de servicios? Del este de Asia, principalmente de Vietnam y China.

 

¿Quiénes son? Son un grupo de geeks que han hecho de su pasión por la tecnología su medio de vida. Llegan a ganar hasta 136 dólares por día que es más que el ingreso mínimo en muchos países, México incluido, y tienen el tiempo para estar ocho o diez horas “conectados”, viviendo como míticos guerreros y generando ingresos virtuales para los propietarios de los personajes.

 

Este creciente negocio de “granjeros de oro” (gold farmers), como se les llama, tiene un valor de unos 700 millones de dólares anuales, como lo revela un estudio de la Universidad de Manchester.

Sin embargo, hay que hacer una aclaración. Las empresas que generan y administran estos juegos on line no están muy de acuerdo con este tipo de prestación de servicios por no estar sujeto a sus normas y reglas. Así que, aunque no es ilegal porque no está determinado de esa manera por la legislación ni se incurre en ningún supuesto que se pudiera calificar como tal, sí está sancionado por las mismas empresas quienes pueden cancelar las cuentas de los jugadores y eliminar a sus personajes si se les descubre contratando a un gold farmer.

 

La pregunta de oro ¿quién los contrata? Sobretodo europeos que no tienen ni el tiempo ni la paciencia para jugar meses enteros antes de alcanzar el oro virtual necesario para comprar un caballo en World of Warcrafts, por lo que han llegado a pagar hasta 44 dólares. Y como al caballo hay que alimentarlo, hay que seguir ganando más oro virtual que solo se consigue jugando.

 

Bien dicen por ahí que todo tiene un precio en esta vida, hasta tu otro yo en Second Life.

 

Fuente Timesonline

www.miabogadoenlinea.net
0
0
0
s2smodern
powered by social2s