Símbolo anti nazismo

 

Este 4 de diciembre el gobierno francés anunció la creación de una nueva unidad dependiente de la Gendarmería Nacional para investigar todos los delitos de odio que se presenten los que, desafortunadamente, han ido en aumento.

La Gendarmería Nacional es una rama de las Fuerzas Armadas, pero colocada bajo la jurisdicción del Ministerio del Interior. Es la fuerza del orden nacional responsable de la seguridad en pequeñas ciudades y pueblos y áreas urbanas y rurales, mientras que la Policía Nacional se encarga de las ciudades y sus centros. Cuenta con una división para investigar ciberdelitos y, al ser parte del ejército, tiene otras funciones de tipo militar y de defensa.

La creación de la nueva unidad de la Gendarmería Nacional fue anunciada por el ministro del Interior, Christophe Castaner, en su visita al cementerio judío en Westhoffen, una localidad ubicada a unos 25 kilómetros al oeste de Estrasburgo, en la región de Alsacia, en donde esta semana 107 lápidas fueron pintarrajeadas con símbolos nazis.

Los ataques antisemitas han ido a la alza en Francia. Así, en febrero una situación de vandalismo semejante ocurrió en otro cementerio donde 96 tumbas fueron profanadas con actos vandálicos. Ambos cementerios se localizan en la región de Alsacia, una región que durante siglos fue disputada entre Francia y varios estados alemanes hasta que, terminada la Segunda Guerra Mundial, el territorio fue adjudicado a Francia.

Las cifras oficiales indican que los delitos de odio y racistas cometidos hacia personas judías se han incrementado. En 2018 alcanzaron un 74 por ciento más que el año anterior. Estas cifras han causado verdadera alarma en el país que en Europa es hogar de las comunidades más grandes de musulmanes y judíos.

“Los judíos son y hacen Francia”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente Emmanuel Macron para manifestar su desaprobación a lo ocurrido en el cementerio de Westhoffen. “Aquellos que los atacan, aún en sus tumbas, nos son merecedores de la idea que tenemos de Francia”. El presidente Macron añadió: “El antisemitismo es un delito y lo combatiremos en Westhoffen y en cualquier lugar hasta que nuestros muertos puedan dormir en paz”.

La nueva unidad ha quedado encargada de la investigación de la profanación de tumbas en Alsacia, pero no solo investigará los delitos de odio hacia los judíos, sino todos los delitos de odio y racistas que se cometan en Francia en contra de otras denominaciones religiosas o nacionalidades.

Más información france24.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net