Logo de Facebook

 

En una serie de demandas presentadas en tribunales estatales en Texas, Misuri, California y Georgia, la abogada Annie McAdams busca hacer responsable a Facebook de facilitar el tráfico sexual de menores, citando para ello las leyes de responsabilidad civil.

Las empresas de tecnología como Facebook gozan de una protección especial establecida en la Sección 230 de la Ley de Honestidad de las Comunicaciones que las protege de ser demandadas por el contenido publicado por sus usuarios. Se trata de una ley federal que el año pasado fue reformada por el Congreso para permitir que a nivel federal estas empresas de tecnología puedan ser demandadas por facilitar el tráfico sexual de menores.

La abogada McAdams, sin embargo, está intentando esta acción legal a nivel estatal diciendo que una cosa es hacerse responsable de lo que publican sus usuarios y otra de la responsabilidad que tienen con sus usuarios de advertirles.

“Si vendes una podadora de pasto y la cuchilla sale volando y le corta a alguien en la pierna, tienes la responsabilidad de arreglarlo y de advertir a las personas”, declaró la abogada. “En ningún otro lugar se ha permitido este lujo de proteger a una empresa de ser responsabilizada por cualquier cosa que hayan causado”.

Las demandas que ha presentado en contra de Facebook en el estado de Texas acusan a la empresa de infracción a las leyes estatales de tráfico sexual y de responsabilidad civil y en ellas asegura que no se trata de hacerlo responsable por lo que otros hacen en su plataforma, sino de lo que no hace para proteger a sus usuarios.

“No estamos tratando de hacer responsable a Facebook de algo que alguna persona al azar publicó”, declara. “Estamos tratando de hacer a Facebook responsable por sus acciones independientes y omisiones en la facilitación del tráfico”.

Lo anterior porque al representar a personas víctimas del tráfico de menores descubrió que el punto común de todas  era que fueron contactadas y enganchadas en Facebook o Instagram.

Asegura, entonces, que Facebook puede hacer más para proteger a sus usuarios al advertirles de la presencia de predadores sexuales a quienes puede, por ejemplo, exigir la verificación de sus identidades o implementar un sistema para restringir que adultos se comuniquen con menores.

Si bien un juez en Texas desechó la acusación por responsabilidad civil, otro, el juez Steven Kirkland, desechó la moción para desechar la demanda presentada por Facebook, aunque sin aclarar mucho sus razones. Esta decisión fue apelada por la red social y se espera que esta decisión se lleve hasta la Corte Suprema del estado, por lo que, de proceder el juicio, iniciaría por lo menos hasta 2021.

“Mis clientes saben que va a ser una lucha de 10 años”, dijo la abogada McAdams. “No estoy buscando llegar a un acuerdo. Estoy buscando un día en la corte”, lo que significa que pretende que el proceso llegue a sus últimas consecuencias.

No es la primera vez que se intenta hacer responsables a las empresas de tecnología por responsabilidad civil, pero como dijo al New York Times Eric Goldman, profesor de Derecho de la Universidad de Santa Clarita, “los demandantes siguen tomando las grietas [de la ley] y cada vez que no pierden instantáneamente, presentan más recursos en la grieta para ver si la pueden abrir”. Así, por ejemplo, se está revisando un caso en contra de Amazon presentado por la compradora de una correa para perro, que al romperse le lastimó un ojo. En este caso una corte de apelaciones federal rechazó los argumentos de Amazon.com de protección por la Sección 230 y el caso se está escuchando nuevamente.

Sin embargo, el de la abogada McAdams es un caso complicado, que, de ir resultando, podría llevar a más abogados a intentar este tipo de demandas. Eventualmente, de ser ganado, obligaría a las empresas de tecnología a disponer de mayores medidas de seguridad para sus usuarios, en este caso de los más jóvenes y vulnerables. Mientras esto sucede la obligación es de proteger a la infancia mediante la advertencia sobre los peligros que enfrentan en las redes sociales y ayudarlos a protegerse mejor.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net