Smartphone

 

La fiscalía de Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos, dio a conocer que este año la persecución de delitos cometidos en redes sociales se incrementó respecto del año pasado debido a que se han hecho más estrictos al momento de perseguir comentarios abusivos y discurso difamatorio.

De acuerdo con cifras de la fiscalía este año entre enero y octubre se presentaron 512 denuncias de delitos cometidos en Internet, mientras que en los doce meses del año pasado se presentaron un total de 357 denuncias.

Las denuncias presentadas se refieren a delitos como falsedad en promociones, la difusión de rumores y la publicación de comentarios abusivos y de discurso difamatorio.

“Las personas deben ser cuidadosas sobre el mantenimiento de la conducta esperada conforme con la ley de los Emiratos Árabes Unidos en redes sociales, pues puede tener graves consecuencias tanto para el que ofende como para aquellos que reciben”, declaró a los medios el fiscal de Abu Dabi, Amer Al Amira.

Los delitos cometidos en redes sociales reciben sanciones de entre un mes a tres años en prisión, además de la imposición de multas de entre 100,000 a 3 millones de dírhams, equivalentes a 5,100 y 15,300 dólares estadunidenses respectivamente. Si los que han cometido el delito son extranjeros, usualmente la deportación sigue al cumplimiento de la sentencia.

Las leyes en materia de delitos cibernéticos son más estrictas en los Emiratos Árabes Unidos que en otros países del mundo, México incluido. Por ejemplo, en 2014 procesaron a un hombre por haber subido fotos y un video de una familia durmiendo a su cuenta de Instagram, sin haber contado con el consentimiento de la familia; en 2017 a cuatro jóvenes por un video que sus creadores dicen solo pretendía crear conciencia sobre los peligros de confiar en quienes se conocen en la red; y a principios de este año procesaron a dos hombres asiáticos por la distribución de un video que consideraron ofensivo, en el que dentro de un automóvil uno de ellos se arrojaba a los pies billetes de dirhams y los pisaba, mientras el que conducía lo incitaba. Incluso el tomar y publicar fotografías de accidentes es un acto punible con multas de hasta 150,000 dírhams, más de 40,000 dólares estadunidenses.

Como parte de un programa para evitar la comisión de delitos en redes sociales, esta misma semana Twitter lanzó una campaña en el Medio Oriente pidiendo a los usuarios que les reporten como spam, las publicaciones en que se utilice lenguaje ofensivo o grosero; que compartan imágenes violentas o sangrientas de zonas de guerra o de accidentes; la publicación de información personal de una tercera persona sin su permiso; violaciones a derechos de autor como películas y videos de terceros; y, transmitir eventos deportivos sin contar con licencia para ello. Estas acciones no solo son contrarias a los términos de uso de esta red social, sino que también son delitos.

Más información thenational.ae

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net