Dedos con alianza matrimonial

 

Este martes, la Corte Administrativa de Seúl, Corea del Sur, confirmó el retiro de la nacionalidad coreana conferida a un hombre por haber cometido bigamia. Se trata de una persona que no ha sido mencionada ni su nacionalidad de origen, pero en cuyo país se acepta la poligamia.

En el caso, este hombre adquirió la nacionalidad coreana en 2014 tras haber contraído matrimonio ese mismo año con una mujer coreana.

Sin embargo, cuando el Ministerio de Justicia conoció que este hombre había contraído matrimonio en 2009 en su país de origen conforme con los usos y costumbres, concluyó que había mentido y como la poligamia es ilegal conforme con el Código Civil de Corea del Sur, decidió despojar de la nacionalidad al hombre señalando que había obtenido esa nacionalidad de forma ilegal.

El hombre contrargumentó que en su país la poligamia es legal y que por ese motivo no había cometido una ilegalidad, señalando, además que no había registrado el primer matrimonio en Corea del Sur.

Además, expuso que estuvo casado el tiempo suficiente con la mujer coreana para demostrar que el matrimonio era verdadero, demostrando que no se trató de un matrimonio para obtener la nacionalidad.

Estas defensas no fueron válidas y la Corte Administrativa de Seúl concluyó que el hombre tiene un matrimonio registrado en su país de origen y que fue contraído conforme con los usos y costumbres y que por tanto su segundo matrimonio en Corea del Sur fue ilegal por lo que no califica para obtener la nacionalidad.

Hay países que, por usos y costumbres, aceptan la poligamia, como Sudáfrica en donde incluso el expresidente Jacob Zuma tiene varias esposas. Otro caso es el del rey Msawati III del país que era conocido como Suazilandia.

En el caso de Corea del Sur, se trata de una decisión de primera instancia que puede ser apelada en instancias superiores.

Más información koreaherald.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net