Aeronave de Ryanair

 

El Juzgado de lo Mercantil número 13 de Madrid, España, considera que la política de equipaje de Ryanair que prevé el pago de una determinada cantidad por el equipaje de mano, es abusiva, no está amparada en las normas comunitarias de la Unión Europea y viola la legislación española.

Ryanair es una línea aérea de bajo costo, lo que implica que cualquier servicio adicional al traslado, te lo cobran, lo que por supuesto, incluye el equipaje de mano.

Las tarifas varían: 6 euros por llevar una maleta y un bolso en la cabina, tarifa aplicable a solo 95 pasajeros por vuelo. Después son 8 euros, aumentando a diez si lo hace hasta 40 minutos antes de que salga el vuelo, o 25 euros si paga cuando ya esté embarcando.

La sentencia establece que la cláusula que prevé el pago de un suplemento para las maletas de mano es "abusiva al cercenar los derechos que el pasajero tiene reconocidos por ley en el artículo 97 de la Ley de Navegación Aérea, generando un desequilibrio de prestaciones entre las partes contratantes en perjuicio del consumidor". Por ello, el tribunal falla que dicha cláusula sea declarada nula y desterrada del contrato.

En la resolución se condena a la compañía a devolver la cantidad que la pasajera que demandó tuvo que pagar por el simple hecho de llevar una maleta de mano que, por dimensiones y peso, podía ser perfectamente transportada en cabina, porque además de contravenir la legislación española, esta tarifa no está amparada en el Reglamento CE 1008/2008 sobre normas comunes para la explotación de servicios aéreos en la Comunidad Europea, que estableció la total liberalización de precios en el servicio del transporte, lo que es contrario a lo que la empresa sostiene.

La sentencia destaca que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ya abordó la cuestión y distinguió entre el equipaje a facturar, que es aquel que no se considera indispensable para el transporte de pasajeros y por ello las compañías puede cobrar un suplemento, y el "de mano o no facturado", que "estima como elemento indispensable del transporte aéreo por lo que la compañía viene obligada a transportarlo sin poder exigir ningún tipo de suplemento o sobrecoste sobre el precio del billete al pasajero".

Pero la compañía irlandesa literalmente dijo a sus pasajeros que no canten victoria ya que se trata de una decisión relacionada con un caso individual que no afecta su política de equipaje “ni en el pasado ni en casos futuros”. Según la aerolínea, el fallo del juzgado madrileño “se refiere a un caso concreto que ha malinterpretado” su libertad comercial de determinar el tamaño del equipaje de cabina a bordo de sus aviones.

La empresa puede considerar que se trata de su libertad comercial pero en Italia, la Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado (AGCM) multó en febrero a la compañía aérea por "engañar" al consumidor con su nueva política sobre el equipaje de mano, al entender que no se le da al viajero la información sobre el precio real del boleto.

El ente italiano explica que la maleta de mano es un elemento esencial en el servicio de transporte aéreo y su uso debe ser permitido sin ningún precio adicional. Señala la autoridad italiana que las compañías, con el cobro de un suplemento que varía entre los 5 y los 25 euros por cada maleta, han aumentado el precio de sus boletos de un modo no transparente, pues excluyen de la tarifa mostrada un servicio esencial, predecible e inevitable.

En México los usuarios tienen derecho a transportar como mínimo, y sin cargo alguno, 25 kilos de equipaje documentado y hasta dos piezas de equipaje de mano, el peso de ambas no deberá de exceder los 10 kilogramos, en vuelos nacionales e internacionales que tengan como origen nuestro país (artículo 47 bis, fracción IX de la Ley de Aviación Civil).

Imagen de BBC

Más información elpaís.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net