Kiosco de Redbox

 

La semana pasada, Disney y Redbox informaron a un juez federal de California que habían llegado a un acuerdo para poner fin a una demanda que inició hace dos años por la venta de códigos de descarga para películas de Disney.

El caso comenzó cuando Redbox, empresa que se dedica a la renta de películas en Blu-ray y DVD a través de kioskos en tiendas minoristas por todo Estados Unidos, decidió comercializar los códigos que acompañan a las películas de Disney para su descarga digital, planteando nuevos problemas con respecto a las restricciones de ventas y licencias en la era digital. Disney afirmó que esto era una violación de derechos de autor.

Redbox respondió que Disney estaba involucrado en un comportamiento anticompetitivo haciendo un mal uso de los derechos de autor para proteger el próximo lanzamiento de Disney+, afirmando que obtuvo el derecho de revender los códigos de películas debido a la doctrina de la primera venta, que establece que alguien que legalmente adquiere un trabajo protegido por derechos de autor tiene derecho a vender o deshacerse de su copia. Redbox incluso exigió que Disney pierda su derecho de hacer cumplir sus derechos de autor.

El juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Dean Pregerson, consideró que los argumentos de Redbox tenía razón en cuanto al uso indebido de los derechos de autor, porque los acuerdos de licencia que pretendían impedir que los consumidores descargaran películas sin renunciar a su derecho legalmente garantizado de vender sus copias físicas de esa misma película.

Pero Disney revisó los términos de sus contratos modificándolos para que el propietario que que desechará los discos conservara un código inútil, ya que el uso del código ya no dependía de la posesión continua de los discos, sino a la forma de adquisición del Código, por lo que el juez concedió una orden judicial para evitar la venta de los códigos.

En su contrademanda, Redbox perdió todo menos la afirmación de que Disney había participado en publicidad falsa.

Con este panorama ambas partes decidieron dar fin a la controversia y Redbox aceptó dejar de vender los códigos de descarga, en un acuerdo que será supervisado en su cumplimiento por el tribunal.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net