Mapa de Japón

 

Sin votos en contra, el pasado viernes fue aprobada en la Dieta de Japón una ley que establece la obligación del gobierno de compensar a los familiares de los pacientes enfermos de lepra que fueron segregados por mandato de ley.

En Japón, con fundamento en la ley de prevención de la lepra o enfermedad de Hansen, vigente entre 1907 y 1996, los pacientes con este padecimiento fueron aislados en sanatorios e instituciones lo que hizo difícil para sus familiares entrar a las escuelas, encontrar trabajo o contraer matrimonio.

En 2001 un tribunal concluyó que este sistema de segregación fue inconstitucional. Resultado de esta falló, el entonces primer ministro Junichiro Koizumi se disculpó públicamente con los enfermos e inició un programa de reparación de daños a los pacientes.

El gobierno no fue el único poder en ofrecer disculpas ya que en 2016 la Suprema Corte de Japón también se disculpó también por haber promovido la segregación al haber procesado entre 1948 y 1972 noventa y cinco casos en cortes especiales establecidas en las instituciones donde estaban recluidos los enfermos por temor al contagio.

Hace un par de décadas, el gobierno japonés estableció un esquema de compensación a los pacientes de lepra que sufrieron la segregación, pero este programa no cubrió completamente a los familiares. En marzo de 2016 prescribió el derecho de pacientes y familiares de presentar reclamaciones al gobierno por la segregación.

El 28 de junio de este año, la Corte de Distrito de Kumamoto falló a favor de la reparación de daños a 541 demandantes, familiares de pacientes, y ordenó al gobierno a pagarles una compensación por un monto de 370 millones de yenes, equivalentes a 3.4 millones de dólares estadunidenses.

Conocida la decisión, el gobierno anunció que no apelarían la sentencia. “No debemos prolongar las dificultades a los familiares que han padecido algo indescriptible”, aseguró en su momento el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

La ley aprobada el pasado viernes es la confirmación del gobierno de compensar no nada más a aquellos que demandaron, si no a todos los familiares de japoneses que sufrieron discriminación por padecer una enfermedad que actualmente casi siempre es curable.

La nueva ley dispone que los padres, cónyuges e hijos de los pacientes con lepra que fueron discriminados podrán ser compensados con 1.8 millones de yenes, mientras que los hermanos con 1.3 millones, entre 16,500 y 11,900 dólares estadunidenses respectivamente.

Se estima que un total de 24,000 personas tiene derecho a la compesnación lo que representa una erogación de 40 mil millones de yenes. Las compensaciones empezarán a ser pagadas a finales del siguiente mes de enero.

“La ley aborda muchas de las limitantes de la sentencia de junio de la Corte de Distrito de Kumamoto y lo apreciamos mucho como un gran paso hacia la resolución de forma integral del problema del sufrimiento de los miembros de las familias”, se lee en un comunicado emitido por los abogados que en este proceso han representado los intereses de los familiares.

“Somos muy conscientes de la necesidad de crear un entorno en el que no solo los demandantes, sino también muchos otros miembros de la familia que no se unieron a la demanda, puedan estar cubiertos por la ley sin preocuparse", dijeron los abogados. "Haremos todos los esfuerzos para lograr ese fin".

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net