Arma imprimiéndose en plástico

 

Un juez federal de los Estados Unidos determinó que la administración Trump violó la Ley de Procedimiento Administrativo y la Constitución de los Estados Unidos al permitir que los archivos para imprimir armas en 3D se publiquen en Internet.

Cody Wilson, un defensor del derecho a la posesión y portación de armas y del anarquismo de Texas fundó en 2015 Defense Distributed, para distribuir globalmente planos de armas en código abierto y descargables para su impresión en 3D, pero el Departamento de Estado de EE. UU. lo forzó a eliminar los archivos.

Wilson demandó al gobierno federal señalando que la prohibición violaba su derecho a la libertad de expresión, previsto en la Primera Enmienda de la Constitución norteamericana, pero las autoridades argumentaron con éxito ante los tribunales federales que publicar los archivos en línea viola las leyes de exportación de armas de fuego y representa una grave amenaza para la seguridad nacional y la seguridad pública. La Corte Suprema de los Estados Unidos se negó a escuchar el caso.

Pero Wilson no se detuvo en su defensa, lo que provocó años de fallos y apelaciones hasta que en junio de 2018, el Departamento de Estado cambió de criterio y concluyó que los esquemas no violaban los controles destinados a mantener cierta tecnología militar fuera del alcance de los enemigos del país, celebrando un acuerdo con Wilson que le permitía la distribución pública ilimitada en Internet de los archivos descargables para armas impresas en 3D.

Washington y otros diecinueve estados demandaron al Departamento de Estado para evitar la publicación. El Fiscal General del estado de Washington, Bob Ferguson, presentó su demanda en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Washington en contra de la el gobierno federal solicitando que el caso se resolviera en un juicio sumario.

El pasado martes el juez Robert Lasnik emitió su fallo sobre el caso, atendiendo la moción de Ferguson para juicio sumario, lo que significa que el caso no tendrá que ir a juicio. El juez dictaminó que la decisión del gobierno de Estados Unidos de permitir la distribución ilimitada en Internet de archivos de datos para armas impresas en 3D no rastreables e indetectables fue arbitraria, caprichosa e ilegal.

“Inicialmente el Departamento de Estado concluyó que la publicación mundial de instrucciones computarizadas para la fabricación de armas de fuego indetectables era una amenaza para la paz mundial y los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos y causaría un daño grave y duradero a su política exterior” escribió el juez Lasnik. "Dada la posición previa de la agencia (Departamento de Estado) con respecto a la necesidad de regular las armas de fuego impresas en 3D y los archivos CAD utilizados para fabricarlas, debe hacer más que simplemente anunciar una posición contraria".

El Tribunal también señala que la decisión del Departamento de Estado es arbitraria y caprichosa, toda vez que no informó su cambio de posición al Congreso y que no presentó evidencia sustancial en sus registros administrativos que explicaran el cambio de posición que necesariamente contradiga su determinaciones y hallazgos previos. “Debido a que la acción de la agencia fue arbitraria y caprichosa, es ilegal y debe dejarse de lado” concluyó el juez.

El fallo del juez Lasnik no resolvió directamente los argumentos relacionados con la Primera Enmienda planteados por Wilson porque el Departamento de Estado "no ha intentado justificar su decisión con base en la Primera Enmienda".

Defense Distributed, como tercero afectado, ha declarado que apelará la decisión.

Actualmente se analiza extender los alcances de la Undetectable Firearms Act (Ley de armas de fuego indetectables) vigente hasta 2023, para criminalizar la producción individual de cargadores y armas de fuego que no incluyen metal.

Más información en nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net