Terraza colapsada

 

En relación con las múltiples demandas que se han presentado en su contra por el colapso de una terraza que en abril dejó heridos a varios asistentes a una boda, el municipio de Langley, Columbia Británica, Canadá, presentó documentación ante el tribunal en laque aseguran que la terraza se construyó ilegalmente.

Los hechos ocurrieron en abril cuando los invitados a una boda caminaron hacia una terraza de la propiedad que fue rentada por los novios para festejar su enlace. Mientras se saludaban y tomaban fotografías, la terraza colapsó lo que resultó en varios invitados heridos que tuvieron que ser trasladados a hospitales cercanos para recibir atención médica. Afortunadamente no hubo ninguna muerte que lamentar, aunque las heridas fueron desde laceraciones y fracturas de huesos a contusiones.

Los invitados que resultaron heridos presentaron demandas en contra del propietario del inmueble, Amaroo Estate, de sus directores y del municipio de Langley, localizado al este de Metro Vancouver. El municipio está acusado de negligencia en varios sentidos, incluyendo el no haber realizado una inspección razonable al inmueble.

El pasado 4 de noviembre, el municipio respondió a las demandas que la terraza era ilegal porque para su construcción no se obtuvo ningún permiso municipal. “En ningún momento los planos para la terraza ilegal fueron presentadas al Municipio”, se lee en la respuesta.

"La construcción de la terraza ilegal se llevó a cabo de manera subrepticia y completamente desconocida para el Municipio y, como resultado, su construcción nunca estuvo sujeta a la inspección del Municipio".

La inspección del lugar del accidente mostró varias deficiencias de ingeniería en la construcción de la terraza como que las viguetas de soporte no se extendían dentro y debajo de la casa.

"Dado que la construcción de la terraza ilegal no fue contemplada por los planos originales y se llevó a cabo sin ningún permiso de construcción o notificación al Municipio, ninguno de los defectos de la terraza podrían haber sido razonablemente previstos por el Municipio".

También en su defensa señalaron que la renta del espacio era ilegal pues no fueron notificados de ello y que en 2011 realizaron una inspección a la propiedad en la que encontraron la construcción de tres suites irregulares y la presencia de dos remolques.

"El Municipio procedió a emitir una serie de advertencias, cartas e infracciones para una o más de las violaciones anteriores y además ordenó que se retiraran las casas móviles y que las suites ilegales fueran retiradas del servicio", declararon sobre este particular.

Con estos argumentos buscan deslindarse de responsabilidad por falta de cumplimiento de sus obligaciones como autoridad.

Por su parte, Amaroo Estate se disolvió a los tres días de ocurrido el accidente y sus directores, que han sido nombrados también en las demandas, no han respondido ante el tribunal.

En México existe el frecuente problema de autoridades que al no cumplir con sus obligaciones ponen a los ciudadanos en diversos riesgos. En los últimos años, sin embargo, hemos visto que han sido hechas responsables por estas negligencias como la contaminación del Río Gallinas en San Luis Potosí.  En materia de construcción, en lo particular, hay que tener cuidado porque existe la tendencia de que personas con dinero y sin conocimientos de ingeniería ni arquitectura construyen y venden casas que no están conectadas a la red de energía eléctrica o al drenaje o, más peligroso, que están en zonas de deslave, mientras las autoridades brillan por su ausencia en la verificación del cumplimiento de reglamentos y normativa de construcción.

Más información vancouversun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen vancouversun.com