Elon Musk

 

El juez de distrito de Los Ángeles, California, Stephen Wilson, concluyó esta semana que el proceso que se sigue por difamación en contra de Elon Musk debe ser decidido por un jurado. Se trata de la demanda presentada por un británico al que Musk calificó de “pedo guy” implicando que era pederasta.

La demanda fue presentada ante el tribunal en Los Ángeles por el británico Vernon Unsworth, un buzo que en 2018 formó parte del equipo que logró el rescate de los niños del equipo de fútbol que quedaron atrapados en una cueva en Tailandia.

Mientras se decidía cómo sacar a los niños y a su entrenador de la cueva que se inundó rápidamente mientras ellos exploraban, hubo un altercado entre Elon Musk y Vernon Unsworth, derivado de la idea del dueño de Tesla de organizar el rescate con un minisubmarino.

Unsworth, buzo profesional, opinó que la idea de Musk no era posible por las condiciones de la cueva, lo que molestó a Musk que lo llamó “pedo guy” y “violador de niños”. A esto, Unsworth le respondió que su idea era un “truco” y que “pusiera el submarino donde duele”.

Finalmente, el equipo de buceo logó sacar de la cueva a todos los niños y a su entrenador, convirtiéndose en los héroes de la jornada, aunque el rey de Tailandia condecoró también a Elon Musk por su ayuda y aportaciones para el rescate.

Las acusaciones de Elon Musk, sin embargo, no fueron olvidadas por el británico quien presentó la demanda. Los abogados de Musk pidieron al juez Wilson que la desechara argumentando que las palabras de su cliente no eran acusaciones sino insultos y que en Sudáfrica, país en el que nació y se educó Elon Musk, un insulto común es implicar que un hombre es pederasta, es decir, un “pedo guy”.

El juez Wilson, sin embargo, consideró que hay elementos suficientes para que sea un jurado quien decida si las palabras de Elon Musk son difamatorias y de esta forma programó el proceso para que inicie en diciembre.

Parte de estos elementos fue el correo electrónico que Musk envió en agosto de 2018 al periodista Ryan Mac de BuzzFedd en respuesta a la petición de sus comentarios sobre la declaración de “pedo guy”. En ese correo Musk escribió: “Sugiero que llames a todas las personas que conoces en Tailandia, averigües que está sucediendo y dejes de defender a violadores de niños, jo**** ca**on”.

Luego Musk dijo que esos comentarios los había hecho en confidencialidad a lo que el periodista replicó que ese no era el acuerdo.

En septiembre pasado se conoció que los abogados de Musk estaban intentando forzar a Mac a testificar en el caso.

Sobre la decisión del juez Wilson, Alex Spiro, abogado de Musk, declaró que están “ansiosos por el juicio” en comunicado enviado a Bloomberg. “Entendemos que, mientras Musk se ha disculpado, Unsworth quiere lograr sus 15 minutos de fama”, dijo.

Ese verano de 2018 fue uno de los más negros en la vida de Elon Musk. En septiembre, fue indiciado por un tweet sobre las inversiones de Tesla, lo que llevó a que la empresa fuera multada y a que él dejara el cargo de presidente y a partir de entonces se señaló su conducta de “errática”.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen etimg.com