Calculadora, pluma y documento

 

Tradicionalmente el primer día de cada mes de noviembre se celebra la transparencia en Finlandia en lo que se ha llegado a conocer como el “día nacional de la envidia” debido a que ese día se hace pública la información fiscal de todo contribuyente, lo que significa que cualquiera puede pedir al sistema de administración fiscal, Vero, información sobre los ingresos de cualquier otra persona.

Para tener acceso a esta información, Vero pone a disposición de los finlandeses números de teléfono a los que hablar para obtener la información fiscal del vecino (o de quien sea). Los únicos datos que se deben tener a mano para hacer estas averiguaciones son el nombre, la fecha de nacimiento y la ciudad de registro del contribuyente sobre el que se hace la indagación.

Como un servicio adicional, la autoridad fiscal entrega cada año a los medios de comunicación una lista con los nombres de todos aquellos contribuyentes que en el año fiscal ingresaron a sus cuentas más de 100,000 euros.

Este año, sin embargo, debido a directivas europeas en materia de confidencialidad de datos que iniciaron vigencia a principios de este año, los finlandeses pueden pedir a la autoridad que nos los incluyan en la lista de los más ricos.

Es interesante notar que bajo esta nueva legislación, las personas pueden solicitar no aparecer en la lista, pero Vero tiene la última palabra al respecto lo que significa que puede negar la solicitud para mantener la información fuera de la lista que cada año es publicada en los medios de comunicación nacionales.

Según información proporcionada por Noora Kontro, asesora del sistema de administración fiscal, unas 100 personas solicitaron no estar en la lista, petición que ha sido concedida hasta el momento a 70 de ellas.

Para no aparecer en la lista, por tanto, se deben exponer “circunstancias especiales”, es decir, razones que son evaluadas por la autoridad. Algunas de estas circunstancias personales especiales pueden ser razones de finanzas, seguridad o de salud. La asesora, sin embargo, declinó dar a conocer algunas “circunstancias especiales” expuestas por los contribuyentes y aceptadas como válidas por la autoridad y dijo, en términos generales, que puede ser por razones de delincuencia o que en pequeños poblados el aparecer en la lista puede crear presiones sociales.

Cabe hacer hincapié en que la solicitud sólo aplica para no aparecer en la lista que es entregada a los medios, ya que en las oficinas de impuestos esta información es totalmente accesible.

“Nuestra opinión es que la lista que proporcionamos a los medios es un servicio adicional. Todavía hay apertura y transparencia dado que aun es posible obtener la información preguntando a la oficina de impuestos”, aseguró Noora Kontro.

“Procesar estas peticiones de excepción consume tiempo y si el numero aumenta tendremos que pensar cómo procesarlas”, adelantó la funcionaria sobre la perspectiva de que cada año estas solicitudes aumenten en número.

No es hasta ahora que los contribuyentes más ricos de Finlandia pedían no aparecer en la lista, pero es hasta ahora que sus nombres pueden eliminarse ya que antes no cabía esta posibilidad.

La divulgación de esta información en México podría parecer imposible y más de uno estaría en contra de ella, pero en Finlandia es un evento especial y uno de los rasgos de su idiosincrasia.

Las solicitudes para no aparecer en la lista deben presentarse antes del 4 de noviembre fecha en que este año será entregada a los medios.

Más información yle.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial concediendo crédito a miabogadoenlinea.net