Mazo y birrete

 

Un juez federal en Chicago, Illinois, Estados Unidos, declaró nulo el acuerdo de 16 millones de dólares al que habían llegado Kraft Foods Group Inc., y la agencia de gobierno Commodity Futures Trading Commission, CFTC, después de que Kraft se quejara que las declaraciones de la agencia eran violatorias del acuerdo en materia de confidencialidad.

El caso que enfrentó a las partes fue la acusación por parte de la CFTC, la agencia de gobierno de los Estados Unidos que regula los mercados de futuros y opciones, de que Kraft Foods y su ex subsidiaria Mondelez Global manipularon el precio del trigo mediante prácticas restrictivas del comercio en el mercado de futuros del trigo.

El pasado 14 de agosto las partes llegaron a un acuerdo en el que Kraft Foods se comprometió a pagar 16 millones de dólares. Sobre el acuerdo, la CFTC publicó un comunicado en el que señalaba que la pena era tres veces la supuesta ganancia. Asimismo, se declaró que el asunto había llegado a una resolución exitosa y que era un avance en la misión de la agencia de fomentar mercados transparentes.

Este comunicado incluía declaraciones del presidente de la CFTC, Heath Tarbert, sobre la manipulación del marcado y sus efectos negativos sobre el valor del trabajo arduo de los agricultores, diciendo que eso lastima a las familias americanas que tienen que pagar más por los alimentos. Se publicaron las opiniones de otros dos comisionados.

Publicadas estas declaraciones, Kraft Foods y Mondelez presentaron ante el tribunal federal una moción en la que argumentaron que estas eran violatorias de la disposición del acuerdo que señalaba que ninguna de las partes haría declaraciones públicas sobre el caso "aparte de referirse a los términos de este acuerdo de conciliación o los documentos públicos presentados en este caso".

En su moción, Kraft alegó que las declaraciones parecían mostrar una victoria para la CFTC implicando que la empresa había manipulado los mercados.

En respuesta a esta moción, el juez federal John Robert Blakey del Distrito Norte de Illinois pidió a los comisionados de la CFTC que explicaran el proceso que siguieron para decidir sobre las declaraciones del comunicado. Los comisionados apelaron la decisión y la Corte de Apelaciones del 7º Circuito concluyó que los comisionados no tenían obligación de testificar porque no eran parte del acuerdo.

Resuelto ese asunto, el juez Blakey decidió con la información que tenía disponible que con sus declaraciones la CFTC había violado los términos de confidencialidad del acuerdo al que habían llegado en agosto y ordenó el pasado 23 de octubre la reapertura del proceso.

“Si las partes aun desean acordar este asunto antes del juicio, tienen la libertad de hacerlo y pueden enviar una nueva orden de consentimiento propuesta para la revisión de este tribunal".

Hasta el momento se desconoce si las partes reanudarán conversaciones al respecto o si se prosigue ante el tribunal.

Más información abajournal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net