Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 104
powered by social2s
Mazo judicial

 

Una Corte de Apelaciones de Columbia Británica, Canadá, ha censurado la petición del Ministerio de Justicia de conceder la extradición a los Estados Unidos de un hombre indígena acusado de lavado de dinero y cargos relacionados con el narcotráfico.

La decisión se refiere al caso de Glenn Harley Sheck, acusado de haber lavado dinero con el narcotráfico, transfiriendo por lo menos 7 millones de dólares entre Estados Unidos, Canadá y República Dominicana entre 2007 y 2012. Él es requerido por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Se trata de un hombre indígena con cuatro hijos también indígenas.

Lo interesante de señalar en este caso es que la recomendación de que se aprobara su extradición fue hecha en mayo de 2018 por Jody Wilson-Raybould, la primera mujer indígena en ocupar un alto cargo en el gobierno, en este caso el Ministerio de Justicia y Fiscalía General. En febrero de 2019 Jody Wilson-Raybould renunció al gabinete de Justin Trudeau, acusando al primer ministro de haberla presionado para retirar los cargos en contra de una empresa. El pasado 21 de octubre ganó la reelección como representante ante el Parlamento como candidata independiente por Vancouver.

La revisión de la recomendación por la extradición de Sheck fue realizada por la Corte de Apelaciones de Columbia Británica que en un voto mayoritario de dos contra uno censuró la recomendación del Ministerio señalando que al tomar en cuenta el estatus indígena del acusado, “no informó su análisis de las circunstancias personales de su familia y el mejor interés para sus hijos”.

Este hombre, que ahora trabaja con su padre en una empresa legalmente establecida, tiene cuatro hijos de entre 5 y 15 años. La madre de los tres mayores casi no tiene contacto con ellos debido a su adicción a las drogas, por lo que Glenn Harley Sheck es el guardián y custodio de los menores.

"En ninguna parte [la opinión] consideró el impacto sobre ellos, como niños indígenas que llevan el legado de la separación de padres y niños indígenas favorecida por el gobierno, de tener a su único padre indígena potencialmente separado de ellos por décadas más si fuera a ser procesado y sentenciado en Estados Unidos frente a Canadá", se lee en la decisión mayoritaria de la Corte.

De esta forma, hicieron notar la diferencia de penas a las que el acusado se enfrenta pues conforme con la legislación de los Estados Unidos por los delitos que se le imputan podría ser condenado a entre 19 y 27 años de prisión, mientras que la legislación canadiense dispone sanciones de entre 2 y 4 años de prisión.

“El impacto en el señor Sheck y en sus hijos indígenas de la historia canadiense de separar a los padres e hijos indígenas y la destrucción resultante de las comunidades indígenas, que, de alguna manera pueden haber contribuido a la presunta criminalidad del señor Sheck, fueron factores importantes para formar la opinión de la ministra sobre si la entrega es injusta u opresiva, o si consternaría la conciencia”, se señala también en la decisión judicial.

La magistrada Mary Saunders difirió de la mayoría señalando que la opinión tomada por la entonces ministra Wilson-Raybould fue oportuna porque la extradición es una decisión política y no legal.

“Nuestra tarea es leer la decisión de la ministra como un todo y conceder su solicitud reconociendo la cortesía entre naciones involucradas por un tratado y apreciando la resolución de la ministra de que entregar a una persona es una tarea esencialmente política”, escribió la magistrada Saunders en su opinión.

Esta decisión significa que, de momento, Glenn Harley Sheck no será entregado a los Estados Unidos.

Más información vancouversun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s